El PSC mercadea con el referéndum