12 de agosto de 2020, 23:23:59
Baix Llobregat


“Esto sigue siendo una dictadura”

Entrevista a Eduardo REYES, número seis de Junts pel Sí, líder de Súmate y vecino de Cervelló

Por Dayana García Blas


Eduardo Reyes es cordobés de pura cepa, ebanista de profesión y fundador de Súmate, una asociación del Baix Llobregat y L’Hospitalet “apartidista” formada por personas que han nacido fuera de Cataluña, pero que defienden su independencia. Hablamos con el vecino de Cervelló que ocupa, en la actualidad, la sexta posición en la lista de Junts pel Sí que encabeza Raul Romeva. Reyes manifiesta sentirse “español y catalán”, pero apuesta por el proceso independentista ya que “desde el gobierno de España, Cataluña siempre ha sido maltratada y, con ello, todas las personas que viven aquí”. Aun a pesar de querer la soberanía del territorio, el recién llegado a la política afirma: “no soy nacionalista, ni independentista”, sino que “estoy haciendo una revolución junto a unas personas que son independentistas” porque, al fin y al cabo, “esto sigue siendo una dictadura”.

-¿Qué es Súmate?
-Súmate somos personas que vinimos de fuera de Cataluña en busca de oportunidades, y las hemos encontrado trabajando muy duro. Ahora vemos que la situación se tambalea y qué debemos hacer ¿marcharnos? No. No queremos ir a ningún lado por falta de oportunidades, sino que haremos que éstas resurjan porque podemos hacerlo.


-Súmate es apartidista, pero persigue como ERC y CDC la independencia. ¿Nos lo explica?
-Es una entidad plural, extremadamente plural. Lo que ocurre es que todos, a parte de nuestra ideología política, estamos por la soberanía de Cataluña. Yo que nunca había participado en política, me he interesado de golpe por la historia de Cataluña y he visto que está en todo su derecho de proclamarse independiente no sólo por la historia desde 1714, sino por la vivida por nosotros mismos.

Yo he vivido en una dictadura, he nacido en una dictadura y no me quiero morir en un régimen que es lo más parecido a una dictadura que es lo que hay. De hecho, ahora el mismo gobierno señala a dedo y le da poderes al tribunal constitucional para ejecutar una decisión del gobierno. Por tanto, esto sigue siendo una dictadura.

-¿Por qué creó Súmate?
-Yo fui una de las primeras personas que manifesté, públicamente, sentirme español y catalán, aun siendo cordobés de nacimiento, porque Cataluña tiene razón. Por eso, defiendo la independencia porque España no tiene solución. Todos los gobiernos que hemos conocido han ido en la misma línea desde que floreció la deuda española. Decían que éramos la Champions league de la economía y ahora 15 o 20 años después, España debía un billón de euros, es decir, vamos hacia delante en deuda y no en progreso.

-¿Qué persigue tu entidad?
-Apoyar el proyecto de Cataluña porque hemos visto que España no tiene solución. Por tanto, hemos decidido, por el bien del futuro de nuestros hijos y nuestros nietos, tener la esperanza de crear un estado libre en el que vuelvan a haber oportunidades que había y que ya no las hay. Las están cortando todas desde el reino de España. Tenemos que buscarnos la vida como sea y lo mejor es escoger nuestros recursos y administrarlos nosotros. Y no lo que está haciendo el estado español que es malgastar el dinero en cosas innecesarias que además cuesta mantener y no dan ningún beneficio.

-Póngame un ejemplo
-Un quilómetro de vía de alta velocidad que no sirve para nada porque no hay viajeros y no es rentable, y además cuesta 5.500 euros al año mantenerlo. Por tanto, si multiplicas esto por los miles de quilómetros que son casi 4.000km de vía que tenemos, esto es igual a tirar el dinero.

-¿Y en Cataluña?
-Aquí tenemos unas infraestructuras malísimas, en las que no se invierte, y que sí son necesarias. No podemos seguir pagando infraestructuras que lo que hacen es rodear Madrid con 900km de autovías gratuitas, mientras que en Cataluña, aportando tanto o incluso más que Madrid, no se han hecho ni 25 km de autovía. No están por la labor y creemos que Cataluña puede ir hacia delante y la están tirando para atrás, como al resto de España ¡ojo! No gobiernan bien ni para Madrid, ni para España por lo que nosotros decidimos que si podemos salir de este enredadera, mejor.

-¿Cómo se financia Súmate?
-En Súmate somos pocos asociados respecto a cuotas. Tenemos muchos simpatizantes y mucha gente que se apunta, pero evidentemente nosotros no exigimos que haya una cuota al que no pueda pagarla porque Súmate recauda tres euros por persona al mes, más algunos que aportan hasta 50 euros y ya está. Hasta el momento los quilómetros que hemos hecho los hemos pagado nosotros porque hemos visto que es una inversión hacia el futuro de nuestros hijos y nietos. Y no está financiado por ninguna institución catalana, ni por la Generalitat.

-Como vecino de Cervelló, donde nació el presidente Tarradellas. ¿Qué cree que pensaría él si viviera en estos momentos?
-Justo unas diez casas por donde yo vivo, vivía él. Es muy difícil saber qué pensaría otra persona pero lo que sí sé es que Tarradellas ya estuvo en una encrucijada parecida a ésta y, de ahí, que tuvo que salir por piernas para salvar la vida porque en un estado dictatorial decir que estas en contra de la dictadura es complicado ya que era muy fácil coger a esa persona y deshacerse de ella. Creo que hizo lo que él podía y que ahora pues, también, usaría estos medios para exponer al mundo lo que tenemos que hacer, donde no tengamos que padecer todas las penurias que padecieron nuestros padres para darnos una vida más digna.

-¿Nacionalista o independentista?
-Yo no soy nacionalista, ni independentista, ni nada. Yo estoy haciendo una revolución junto a unas personas que son independentistas que tiene todo el derecho del mundo a serlo y hacerlo. Yo quiero la independencia de Cataluña y apoyo la decisión de cualquier pueblo que quiera independizarse. Es que es lógico. Emocionalmente para mi Córdoba es lo más bonito del mundo pero me tuve que ir de allí porque mis padres dijeron que no se podía comer, así que hay que buscarse la vida y ¿dónde? Mis padres eligieron Cataluña. Sin embargo, yo nací siendo cordobés y me moriré siendo cordobés y no tiro una piedra en contra de España lo único que no puede ser es que España se está enterrando y como no desaparezcan estas mentiras de reformar la constitución, vamos mal. Por eso, al final tú decides que tu tierra está donde tú pisas.

-¿Para ser independentista hay que hablar catalán?
-Mira jo parlo català, castellà, una mica de francès, una mica d’anglès. Jo m’he mogut en una feina d’obres i he parlat en castellà perquè és la nostra llengua materna, però no vol dir que estiguem obligats a parlar català o castellà.

-¿Para ser catalán de primera hay que ser independentista?
-Para mí no hay personas de primera o de segunda. Aquel que diga que si las hay ése es una mala persona.


-Como cordobés, ¿está a favor de la independencia?
-Totalmente, como también estaría a favor de la independencia de Andalucía. Y que hubiera una revolución en Andalucía y se acabaran los señoritismos, las casas de alba, los títulos nobiliarios, los privilegios de muchas personas que viven a costa del resto. Es cuestión de justicia social. Esta mañana he vuelto a ver las noticias de ese niño ahogado y siento angustia, se me salen las tripas de dentro para decir que el mundo va muy mal y que la gente tiene que participar en política y concienciarse. Eso era una persona de segunda porque huía de un sitio donde no podían comer. Me gustaría saber si dios cuando hizo el mundo, y no creo en dios, a quien coño le repartieron los títulos de las tierras que se conquistaron a la fuerza.


-Porque va a ser decisivo el voto de los ciudadanos del Baix Llobregat y de L’hospitalet?
-Creo que la gente debería abrir los ojos y votar a aquellos que pretendemos que la vida sea de otra manera.

-¿Qué le explica a sus paisanos cordobeses cuando le preguntan por este cambio?
-Hay que tratar de tranquilizarlos y decirles que cada uno sea de donde quiera ser. Esto es como si le fueras preguntando a la persona de que religión es. El futuro está en nuestras manos ahora, tenemos que hacer una ley que haga participe al ciudadano de todo lo que se haga, como en otros países que no votan una vez cada cuatro años, sino que votan muchas veces durante este tiempo.

Ese voto les va a permitir a ellos vivir mejor. No se trata si eres español, alemán, etc., te puedes sentir como quieres, pero sí que defender la independencia de Cataluña es como defender tu puesto de trabajo, es decir, hacer las cosas mejores para que esta fábrica no se arruine.


-¿No le preocupa la eterna enemistad con España si Cataluña fuera independiente?
-El gobierno crea la enemistad y la ha creado siempre. Nos ha puesto unos contra otros. Ellos no gestionan para todos, gestionan para una élite y es contra esa élite contra la que tenemos que unirnos todos para erradicarla.

-¿Qué opina de los catalanes que no apoyan la independencia?
-Seguramente son dos tipos de personas. Unos porque están muy bien acomodados y no se expresan en lo que nosotros nos expresamos, y los otros viven en el limbo porque no hay otra salida y ellos lo saben perfectamente.

-¿Por qué debería ser Cataluña independiente?
-Porque desde el gobierno de España siempre ha sido maltratada y, con ello, todas las personas que viven aquí.

-¿Qué opina de la frase que su compañera de lista, Montserrat Carulla, pronunció durante una entrega de premios: “Franco envió trenes llenos de gente a Cataluña para diluir a los catalanes”?
-Yo no creo que Carulla, porque la conozco personalmente, haya dicho una frase parecida. Pero todos sabemos que a Franco le hubiera gustado diluir la cultura y la lengua catalana.

-¿Algo que decir sobre las presuntas comisiones ilegales del 3%?
-El otro día, Oriol Junqueras dijo una cosa que me gusto mucho: “los delitos de corrupción no deberían prescribir nunca”. Imagínate que España es un gran queso de gruyere lleno de gusanos y que si sacamos el trozo catalán, lo dividimos, vamos a poder limpiar esos gusanos. Con la independencia, uno de los objetivos es que la corrupción sea 0. Esto es para lo que estamos trabajando porque en España hay demasiado corrupto. III

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com