15 de agosto de 2020, 3:10:36
Baix Llobregat


“Artur Mas se equivoca: en el Baix Llobregat no nos vamos a ir de puente”

Antonio GALLEGO: Portavoz Adjunto del Partido Popular en el Congreso, núm. 3 en las listas del PPC y vecino de El Prat

Por Imanol Crespo

“El proceso lo entierra todo: tratan de esconder la bancarrota de la Generalitat y la corrupción masiva, pestilente y vergonzosa”. “Una DUI es una barbaridad; al día siguiente no podrían ni pagar el papel higiénico de los colegios”.


En El Prat, todo el mundo le conoce. Pone ‘chicha’ a los plenos municipales desde 1999 y en el boletín municipal, la lectura de su artículo es obligada. Suponemos que es por si dice –en este enclave ecosocialista- alguna barbaridad. “Ser de izquierdas en el Baix es lo fácil, ser del ‘stablishment’, es hasta aburrido”. El caso es que “hablando claro”, sin tapujos, con metáforas a lo Marhuenda y con sus excentricidades, de concejal raso ha llegado a ser portavoz adjunto en el Congreso y ahora a estar como número 3 del PPC en su salto a la política autonómica. Siempre un paso por detrás de Albiol, en la polémica y todavía en las listas, Gallego ha demostrado dominar a la perfección el arte de la política; arte que a partir de septiembre ofrecerá en el Parlament de Catalunya.

-Plebiscitarias, no, decisivas. ¿Como se tiene que tomar el votante estas elecciones autonómicas?
-Como dice el decreto de convocatoria de las mismas, unas elecciones autonómicas más y así son. Si Artur Mas quiere decir que son plebiscitarias, un pseudoreferéndum, no tiene ningún sentido. En campaña nosotros vamos a hablar de muchas cosas: desempleo, inmigración, sanidad, educación.


-¿Cree que se ha perdido el discurso de estas otras cuestiones?
-En Cataluña ahora se habla de todo menos de lo que se tiene que hablar. El debate soberanista lo entierra todo, creo que deliberadamente. Tratan de esconder la bancarrota de la Generalitat -sin acceso a los mercados financieros- y la corrupción que estamos viendo que es masiva, pestilente y vergonzosa.

-Se habla de la importancia que puede tener la zona metropolitana y, por población, el Baix Llobregat. ¿Será la clave del 27-S?
-Me encantaría y pido, a pelo, la participación masiva de cuantos más ciudadanos del Baix Llobregat y de L’Hospitalet mejor. Mas se ha equivocado cuando piensa que los ciudadanos del Baix y del entorno metropolitano nos vamos a ir de puente. No es casual que ponga esta fecha electoral; van a pretender que el Baix no hable. La inmensa mayoría de los ciudadanos del Baix están en contra del proceso independentista. En la ‘friki’ consulta del 9-N vimos los datos de participación: no más del 16 o 17% de la comarca votaba a favor de la independencia. Este debate en el Baix lo tienen perdido.

-¿Considera, por tanto, evidente que una mayor participación del entorno metropolitano disminuirá la fuerza de los partidos independentistas?
-Quieren que la zona metropolitana no se moje. Quieren que las comarcas de interior tengan un peso más importante. No les ha bastado con no elaborar una ley electoral catalana propia. Es curioso que quieran montar un Estado propio y, en cambio, no hayan sido capaces de hacer una propia. Estamos hablando de tramposos, tramposos que están engañando a la gente. La independencia no será posible; no será.

-Para atraer a este voto metropolitano, el PP ha optado por una cúpula que va de Badalona a El Prat, con usted como número 3. ¿Qué le parece el cambio en la dirección liderada por García Albiol?
-Estoy encantado. García Albiol es un grandísimo candidato, que ha ganado las elecciones en Badalona -solo un pacto de perdedores en los despachos le ha sacado de la silla de alcalde-; obtuvo más de un 34,5% de voto después de cuatro años de gestión, lo que demuestra que sabe gestionar y que es querido por sus vecinos. Habla claro, sin complejos, y eso la gente lo pido y lo agradecerá.

-El PP ha insistido, en varias ocasiones, en esto de ‘hablar claro’, lo que le ha llevado a García Albiol a estar envuelto en la polémica. ¿Es un órdago del PP ante esta situación?
-No, no. Queremos sacar un buen resultado como cualquier formación y observábamos que el liderazgo de Alicia Sánchez Camacho estaba algo agotado, no veíamos unas expectativas electorales positivas. Siete años al frente de los independentistas desgasta mucho y pensábamos que era bueno un cambio. Y de las personas que podrían ser candidatas, necesitábamos al mejor. Creo que vamos a sacar un buen resultado.

-¿Aprobarías un bloque anti-independentista entre PP, PSC y Ciutadans?
-Cualquier persona que quiera enterrar este debate tendrá mi simpatía y mi apoyo. Con cualquiera. Dicho esto, me gustaría saber quien tengo en frente. Veo a C’s que tiene esto más o menos claro; pero veo al PSC que un día dice una cosa y otro día dice la contraria.

-Viendo estas diferencias, ¿es posible frenar a Junts pel Sí?
-La gente tiene que frenarlos. Tiene que salir a la calle y votar. Es importante frenar esta locura que está jugando con la prosperidad de los catalanes, con el empleo, con la inversión de las empresas. La gente tiene que rebelarse.

-El Baix tiene un fuerte tejido empresarial. ¿Puede afectar el proceso al futuro económico del territorio?
-Conozco bastantes empresas de Cataluña que se han ido del territorio. No conozco a ninguna que haya venido gracias al proceso. Esto solo resta. Necesitamos estabilidad política. La estabilidad crea empleo. Hacer experimentos en un momento tan delicado para las expectativas laborales de la gente es temerario. Es reírse de los parados.

-Algún caso concreto.
-Volkswagen y Seat, por ejemplo, han amenazado ya públicamente de que se irían. Esta semana tenemos una reunión con ellos y sabremos más.

-El PP acaba de presentar una proposición de ley para dar más poder al Tribunal Constitucional de manera que se pueda sancionar a dirigentes políticos o funcionarios, aunque está claro que está dirigido a Artur Mas...
-No, no. No es la ‘ley Mas’ Es una norma para aquel que se salte una sentencia del más alto tribunal en España.

-Tendrán ustedes que tener cuidado, entonces. Entiendo que dirigentes del PP podrían ser sancionados también.
-Por supuesto. Lo pongo como ejemplo. Si el gobierno de España actúa en contra de algún dictamen del Tribunal Constitucional, el responsable político o funcionario será multado o inhabilitado.

-Les critican, en cualquier caso, el carácter electoralista de la medida, justo antes de elecciones y señalando a dedo casi. ¿Qué opina?
-Bueno, se señala a Mas porque resulta que este señor está cada día amenazando con que se va a pasar la Constitución por el Arco del Triunfo. Las sentencias de los tribunales se tienen que cumplir y el Tribunal Constitucional no puede ser el único que no tenga esa posibilidad de sancionar si no se cumple la norma.

-No le parece un juego peligroso, este tira y afloja. ¿No sería mejor dialogar?-No se puede dialogar. Artur Mas no quiere dialogar. Lleva tres años en un estado de amenaza de secesión: saco gente a la calle, violo el Constitucional, hago un referéndum absolutamente ilegal y sigo con mi paranoia. El gobierno español, en cambio, le ha metido en cuatro años 49.000 millones de euros a través del Fondo de Liquididad Autonómica para que pague a sus profesores, sus médicos y sus farmacias. Voluntad de dialogar tenemos; el señor Rajoy habla con todos los presidentes de las comunidades autónomas, menos con Mas. Es imposible.

-Ante una posible Declaración Unilateral de Independencia, ¿qué puede pasar? ¿Tiene que tener miedo la ciudadanía ante esta situación única?
-Única no. Esto ya lo hizo Companys en el 1934, salir al balcón a proclamar la República catalana.

-Y cinco años después hubo una dictadura...
-Por eso digo que Artur Mas debería ser responsable. El modelo Companys en el siglo XXI no es el modelo. No se dan DUI en Alemania, Francia, son una especie de Golpes de Estado.

-¿Tiene una respuesta preparada el Gobierno?
-Por supuesto. Tenemos todas las herramientas legales y democráticas para hacer frente a ese desafío, además de todo el apoyo internacional, todo el apoyo económico, además del grifo que paga los medicamentos, las pensiones y otros elementos.

-Sigue dejando cierta incertidumbre de cuál puede ser la respuesta concreta del gobierno.
Si te sacan un tirachinas respondes de una manera; si te sacan una pistola respondes de otra y si te sacan un ‘bazoca’, sacas otra. No te defiendes de la misma manera ante distintas amenazas. Hay que ser siempre proporcional y justo. Pero actuar. Y el PP actuará. No contemplo una situación en qué el ejército salga a las calles de Cataluña, aunque me asusta cuando dicen que los Mossos están al servicio de la Generalitat. Una DUI es una barbaridad, entre otras cosas, porque al día siguiente no tendrían para pagar el papel higiénico de los colegios. III

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com