15 de octubre de 2019, 6:09:55
L’Hospitalet


Aquí van las 15 peores opciones para este Carnaval

Por Redacción

Si eres de los que la vergüenza brilla por su ausencia, esta es tu noticia


A pocos días de comenzar la fiesta más divertida del año, Carnaval, todavía quedan los más indecisos, todavía sin disfraz. Si eres de esos y, sobre todo, si eres de los que no tiene ni una pizca de vergüenza, ahí va, con la colaboración de sangría Mar & Sol, la lista de los 15 peores disfraces. Si vas así, ten por seguro que más de una risa levantarás en las calles del Baix Llobregat y L’Hospitalet.

1.Plátano:

No solo es poco original, sino que este disfraz no favorece a nadie y resulta incómodo de llevar puesto.

2. Miley Cyrus:

Ok, es una de las celebrities de moda y de las más polémicas, que incita a ser imitada… pero si sus atuendos no le quedan bien ni a ella, a ti, tampoco. Y menos si tienes pelo en el pecho.

3. Langosta:

Y ahora, ¿cómo vas a salir de la bañera? No se puede negar la originalidad del disfraz, pero como favorecedor o divertido no tiene mucho. Mejor dejamos el marisco para cenas especiales, ¿no?

4. Muñeco Michelin:

Sí, la idea era buena. El resultado, sin embargo, es pésimo. ¿Toallas enrolladas por todo el cuerpo? Hubiese sido más fácil enfundarse un traje, subir la cremallera y listo.

5. Cubo de Rubik:

Poco práctico, sin duda. Para empezar, resulta casi imposible salir con este atuendo y caber por la puerta. Y encima es bastante freaky, en el peor de los sentidos.

6. Ambientador de coche:

Sí, el niño puede quedar monísimo, pero mejor si pudiera moverse, ¿no? Esperamos que por lo menos no huela...

7. Pamela Anderson:

Los vigilantes de la playa nos marcaron a muchos, pero esta imagen va a marcar incluso más a nuestras retinas… dejándonos ciegos. Es un ‘no’ rotundo.

8. Máquina de chicles:

¿Cuánto tiempo puede durar entero este disfraz? Envolverse el cuerpo con globos es sinónimo de pinchazo asegurado y, por lo tanto, de fracaso. Además, el disfraz parece poco conseguido…

9. Post it:

Podría incluso ser una buena idea, pero es un tanto difícil identificar de qué se trata el disfraz (sobre todo si empiezan a caerse las notas adhesivas). Por no hablar de lo que va a costar sacarse de la piel y la ropa los restos de pegamento…

10. Caca:

La reina de los disfraces escatológicos, sin lugar a dudas. Se podría admitir como gracioso si fuera la mítica caca rosa del Dr. Slump o incluso, el icono del Whatsapp, pero este nivel de realismo (con moscas incluidas) resulta un tanto repulsivo.

11. Euro:

No está mal la intención, pero no ganaría ningún concurso ni los aplausos de los amigos. Como mínimo, podrían haber utilizado un rotulador más grueso para delinear. Se aceptan apuestas sobre el tiempo que puede durar la moneda encima de la cabeza.

12. Sushi:

Sí, está de moda y nos encanta a todos… pero este disfraz a modo de mochila colgando, sinceramente, no es muy sofisticado ni fácilmente identificable. Si se tratara de un disfraz infantil o para bebés, igual nos sacaría una sonrisa más fácilmente.

13. Inodoro:

Si la intención es quedarse sentados toda la noche, tiene un pase. Pero como seguramente no es la idea, ir con la taza del WC a cuestas no será muy práctico. Y de originalidad, mejor ni hablamos.

14. Tampón

Volvemos al mundo escatológico, aunque como mínimo se ha tenido la decencia de conservar la cajita de cartón y no mostrar la funcionalidad de este producto de higiene íntima. En fin, ¿hacen falta más detalles?

15. Marihuana:

En resumen, este disfraz es un conjunto de plásticos enganchados. O sea, de glamuroso, nada. Y además es difícil de combinar si os disfrazáis en pareja.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com