28 de marzo de 2020, 19:21:52
Opinió


La revolución del perdón

Por Mossèn Pere Rovira

La historia nos ha demostrado en muchas ocasiones la capacidad dual del ser humano para ser un monstruo o un santo.


Ojeando los periódicos de cada día aparecen informaciones de toda índole, abundando las noticias de mayor “morbo” ya que las buenas noticias no venden demasiado.

Estamos construyendo una sociedad de puro escaparate, donde interesa mostrar aquello que es rentable para nuestros intereses. Dicho de otra forma, ocultamos los valores que fortalecen la convivencia y fomentamos la crispación y el enfrentamiento. Los medios de comunicación y los políticos deberían reflexionar sobre su conducta, por las consecuencias que derivan en su ámbito de influencia.

¿A quién le interesa el testimonio de una chica siriana que ha padecido en sus carnes la violencia de la guerra, solicitando al mismo tiempo que recemos por esos asesinos, sin mostrar ninguna actitud de venganza u odio?
He tenido el privilegio de conocer a esta persona, un auténtico héroe en medio de tanta mediocridad, que utilizando el lenguaje de la venganza sólo les interesa su beneficio y lucro personal. La cultura del odio, resentimiento y enfrentamiento, puede beneficiar a corto plazo algún interés, siendo sus consecuencias a medio y largo plazo desastrosas.

¿Quién y dónde nos educa en la cultura del perdón? ¿Quién y dónde defiende la reconciliación? ¿Quién y dónde construye un corazón pacificado, curando las heridas del pasado?

Quiero recordad una frase que deberíamos grabar en nuestra memoria, enseñar a los niños y proclamar siempre con entusiasmo: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.” (Mateo 5, 7).

El evangelio nos ofrece un gran tesoro, una gran oportunidad para apaciguar nuestros corazones agobiados y cansados, miremos aquel que amando perdonó y perdonando amó. No es una utopía, debería convertirse en la revolución pacífica del corazón. III

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com