20 de junio de 2019, 23:13:48
Opinió


El futuro se construye desde el presente

Por Mossèn Pere Rovira

Todo nuevo año comienza con nuevas esperanzas e ilusiones, con nuevas incertidumbres y proyectos. Programamos nuestras vidas con excesiva frecuencia, que si las vacaciones de verano, que si las vacaciones de semana santa, que si…esto o aquello.


Nuestras vidas son una constante proyección a un futuro que, de inicio, siempre es incierto y lleno de variables que no controlamos.

La vida es suficientemente capaz de sorprendernos, de escribir la realidad muy por encima de nuestras previas perspectivas. Por tanto, ¿por qué nos cuesta tanto vivir, valorar i aprovechar el presente? ¿Por qué continuamente miramos al futuro, olvidándonos de la realidad que tozudamente nos acompaña?

Dicen los budistas que la auténtica plenitud del ser humano se encuentra en anular el deseo de “desear”; según ellos es aquí donde se germina la insatisfacción de la persona. Según mi criterio, una cierta parte de razón sí que tienen; el deseo, la proyección, la planificación, etc. de nuestras vidas comportan muchos fracasos que no aceptamos, ni nos ofrecen la paz que buscamos.

La gran lección sería aprender a vivir el presente como el espacio inmejorable para nuestra realización. Nos gustaría cambiar muchas cosas de nuestro entorno, pero la realidad se impone. El pasado es inamovible, el futuro incierto y es en este presente donde debemos convivir. No hay mejor forma de construir el futuro sino desde una lectura de presente, buscando la mejora y la corrección de las deficiencias, tanto a nivel social como a nivel personal.

Ya que es casi imposible la ausencia de proyectos de futuro, al menos que se gestionen desde una realidad serena y capaz de aceptar las sorpresas y las incertidumbre que la acompañen. Que este año 2018 aprendamos a interpretar todo aquello que suceda más allá de si lo entandemos o no, nos gusta o no. Los deseos de felicidad y de paz que nos han acompañado estos días de fiestas sean realizados en el día a día, de presente en presente, paso a paso. III

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com