3 de junio de 2020, 17:56:11
L'altra portada


Les Botigues de Sitges decide su futuro: seguir en Sitges o irse a Castelldefels

Por Carlos Manzano

Francisco García: “En Les Botigues pagamos casi un 200 por ciento más que en la zona de al lado, en Castelldefels” | Miquel Forns: “Si en la Consulta Popular de Les Botigues participa como mínimo un 35 por ciento de los electores, desde el pleno de Sitges la convertiremos en una consulta vinculante” | María Miranda: “Lo lógico si sale positiva la consulta de Les Botigues es que Castelldefels también haga una consulta para ver si los vecinos quieren agregar Les Botigues a la ciudad”


Cuando uno va en coche por la carretera o la autopista dirección Tarragona cree que al pasar el peaje o las curvas del Garraf llega al municipio de Sitges pero lo cierto es que geográficamente tenemos la ciudad del grano –dado que el nombre de la localidad proviene de ‘sitja’- prácticamente en el Baix Llobregat. Les Botigues de Sitges, unidas urbanísticamente a Castelldefels, pertenecen al municipio que les da nombre y que como tal forman parte de la comarca del Garraf, es decir, con solo pasar una calle cambiamos de ciudad y de comarca. Aunque esto suene un tanto peculiar y romántico, lo cierto es que el núcleo de Les Botigues está en una difícil posición: a 14 quilómetros de la Vila de Sitges, el centro de la localidad, con un peaje oneroso o unas curvas de por medio. Sin embargo, pueden ir andando a Castelldefels, la ciudad que les presta la mayoría de servicios pero con la que se sienten ciudadanos de segunda, dado que pertenecen al municipio garrafense.

Por ello, los vecinos llevan reclamando unos servicios que son difíciles de dar por el consistorio sitgetano pero que la ciudad colindante presta, aunque con salvedades o excepciones. Castelldefels, mediante un convenio con Sitges, proporciona servicios escolares municipales a los vecinos de Les Botigues de Sitges. Sin embargo, como afirma Francisco García, Presidente de la Asociación Cultural de Les Botigues de Sitges: “Castelldefels nos da los servicios, pero tenemos una minusvalía porque nosotros pertenecemos a otro municipio y nuestros hijos y nietos acaban en los peores colegios o los que la gente de Castelldefels no quiere”. Es decir, su difícil situación geográfica y administrativa no les permite optar a según qué servicios, por estar muy lejos o no ser de dicha ciudad. Esa es una de las principales críticas que llevan haciendo durante décadas los residentes de Les Botigues, unido a que los impuestos son mayores en Les Botigues que en el barrio colindante de Castelldefels, además de considerar que hay una escasez de servicios en su urbanización.

Consulta Popular No Referendaria
Ante estos hechos y opiniones vecinales, el Gobierno municipal de Sitges ha decidido realizar una Consulta Popular no referendaria sobre la segregación del núcleo de Les Botigues y Port Ginesta para saber de primera mano la opinión de los vecinos. Para que la opinión de los vecinos pueda ser tomada en cuenta la participación debe alcanzar un mínimo de participación de un 35 por ciento. El promotor de esta consulta, junto al resto del gobierno municipal, ha sido Miquel Forns, alcalde de Sitges, que asegura que “si se llega a ese mínimo a favor de la segregación de Sitges en la votación el Ayuntamiento lo llevará al pleno para darle carácter vinculante”.
La consulta está amparada por la ley de consultas populares no referendarias y de participación ciudadana que aprobó el Parlament de Catalunya, en “el apartado que no ha suspendido el Tribunal Constitucional”, ha remarcado Forns.

Forns comenzó las conversaciones en la anterior legislatura, según nos cuenta, con el anterior gobernante casteldefelense, Manuel Reyes, continuándolas con la alcaldía actual para poder realizar esta consulta y que la gente de Les Botigues pudiera decidir su futuro: seguir con Sitges o irse a Castelldefels.

A pesar de las reuniones y debates expuestos en las conversaciones entre los gobernantes de ambos consistorios, el Ayuntamiento de Castelldefels ha decidido no posicionarse. Maria Miranda, alcaldesa de Castelldefels, ha dicho que desde el gobierno municipal tienen “respeto total y absoluto por la decisión del Ayuntamiento de Sitges de convocar la consulta”. No obstante, Miranda ha aclarado que no tienen “la información suficiente para poderse definir”, y asegura que están a la espera que “Sitges envíe la información solicitada”.

La campaña electoral comienza el 4 de mayo y finaliza el 25 a las 23:59 horas. El consistorio sitgetano cederá espacios municipales para realizar la campaña, tal y como se realiza en unas elecciones ordinarias, a asociaciones, vecinos, partidos políticos, etc. La campaña no está solamente reducida a las personas, grupos u organizaciones enclavadas en Les Botigues, sino que se cederán estos espacios también a todos aquellos sitgetanos y casteldefelenses que quieran dar su opinión durante este periodo electoral.

La votación se ha abierto a los mayores de 16 años censados en Les Botigues y Port Ginesta a 31 de diciembre de 2017. Forns explica que “la voz de los jóvenes que tienen 16 y 17 años será escuchada, podrán votar”, lo que se traduce en 1.858 personas llamadas a votar el sábado 26 de mayo en Oficina d’Atenció Ciutadana de Les Botigues de Sitges.

La pregunta de la consulta se realizará en las tres lenguas oficiales de Cataluña (castellano, catalán y aranés) con respuesta binaria, sí o no. Los vecinos censados y con derecho a voto deberán responder a la siguiente cuestión: “¿Está de acuerdo en que el núcleo de Les Botigues de Sitges se segregue del municipio de Sitges y se proponga su anexión al municipio de Castelldefels?”.
Finalmente, si es positiva la respuesta con más de un 35 por ciento de participación, los resultados deberán ser aprobados en los plenos de Sitges y Castelldefels con el aval de la Generalitat. Esta sería la forma que Les Botigues pasaran a Castelldefels, a pesar de que el proceso puede alargarse más de 2 años desde la votación.

Consulta Popular en Castelldefels
La alcaldesa Miranda ha explicado que “lo lógico si sale positiva la consulta de Les Botigues es que Castelldefels también haga una consulta para ver si los vecinos quieren agregar Les Botigues a la ciudad”. Es decir, la consulta podría llevar a otra para lograr el aval o la aprobación en pleno de Castelldefels.

Demandas vecinales de la urbanización
Entendiendo la compleja ubicación geográfica y la historia de este núcleo de población, surgen dos opiniones enfrentadas en el interior de muchos vecinos: se sienten sitgetanos pero creen que han sido olvidados y ven un futuro mejor con Castelldefels.

Desde la Asociación Cultural de Les Botigues, Francisco, Jaime y Conchita critican los servicios dados por Sitges a la urbanización, argumentan que tienen que ir a pedirlos a Castelldefels pero no los obtienen en igualdad de condiciones. Además, Francisco recalca las elevadas tasas que se pagan al consistorio frente a las que abonan sus vecinos de Castelldefels: “En Les Botigues pagamos casi un 200 por ciento más que en la zona de al lado, en Castelldefels”. También argumentan que “hay más posibilidad de robo en esta zona dado que no hay policía patrullando, y los ladrones lo saben”.

La Policia Municipal está en la Vila de Sitges, como sucede en otros municipios, dado que la plantilla no es la suficiente por ley para descentralizarla en una suboficina en Les Botigues.

Por su parte, Forns explica que “el núcleo de Les Botigues ha crecido mucho en los últimos 40 años a nivel residencial pero no lo ha hecho a nivel de servicios”. El alcalde asume que el Ayuntamiento “no ha hecho lo suficientemente bien los deberes durante los años de democracia y no ha desarrollado las infraestructuras para este núcleo de población con la misma rapidez que crecía la población y el ámbito residencial”. Pero, a pesar de las demandas vecinales, no todos los servicios corren a cargo del consistorio aunque ha sido el más criticado por los residentes de Les Botigues.

Por ello, Sitges ha presentado un análisis de los datos presupuestarios, en relación al núcleo de Les Botigues y Port Ginesta, en audiencia pública el pasado 16 de abril. De esta forma los vecinos cuentan con la información necesaria para argumentar o contrastar sus demandas al consistorio y así poder escoger si seguir siendo una urbanización de Sitges o pasar a ser un barrio de Castelldefels el 26 de mayo.

Algo de historia para comprender la situación de Les Botigues

A mediados del siglo XII el territorio pasa de la Baronia d’Eramprunyà (que comprendía el sur de la comarca del Baix Llobregat) a formar parte del monasterio de Sant Vicenç del Garraf o Pedrabona. Esto se debe a que en el año 1163 el rey Alfons el Cast hizo una donación del territorio para la fundación de un priorato en Sant Vicenç del Garraf siguiendo la regla de San Agustín. Pero no fue hasta 1413 cuando Les Botigues se vincularon totalmente a la villa de Sitges cuando el monasterio donó Les Botigues a la Pia Almoina de la Sede de Barcelona por miedo a las incursiones de los piratas.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com