23 de julio de 2019, 0:32:14
Abrera


Una Asociación de Municipios unirá a las poblaciones del Parc Rural de Montserrat

Por Redacción

La asociación unirá a municipios del Baix Llobregat, el Bages, la Anoia y el Vallès Occidental para realizar acciones para promover el territorio y la actividad que se desarrolla en el Parc Rural de Montserrat


Los 16 municipios del Parc Rural de Montserrat se unen en una Asociación de Municipios, aunque todavía no se ha formalizado la asociación, las localidades pertenecientes a las cuatro comarcas de Montserrat –Baix Llobregat, Bages, Anoia y Vallès Occidental- ya han escogido la fórmula asociativa para que el parque comience definitivamente a caminar.

La elaboración de un plan de gestión permitirá que, en los próximos meses, el Parc Rural de Montserrat pueda llevar a cabo acciones firmes para promover el territorio y las actividades que allí se desarrollan.

Tres de los cuatro municipios que iniciaron esta asociación son del Baix

La idea y promoción de esta asociación y unión de los municipios que conforman el Parc Rural de Montserrat fue hecha por cuatro municipios de la zona, de los cuales tres son del Baix Llobregat. Esparreguera, Olesa de Montserrat, Collbató y El Bruc fueron los consistorios que decidieron tirar adelante esta iniciativa con tal de poder realizar las acciones necesarias en el parque y así mantener vivo Montserrat.

Tras esta iniciativa, el impulso de la Diputació de Barcelona ha sido decisivo para que se puediera ver realizada esta iniciativa. El Parc Rural de Motnserrat será el primer parque rural de Europa, teniendo como objetivos mantener viva la esencia del territorio y evitar la despoblación en los núcleos pequeños, potenciar los productos del territorio, incrementar el paisaje agrario y facilitar la importancia de los payeses.

Los municipios de la comarca que han firmado la creación del Parc Rural y formarán parte de la Asociación de Municipios son Abrera, Esparreguera, Olesa de Montserrat y Collbató.

Montserrat ahora

Durante los últimos años, el espacio destinado el cultivo ha ido desapareciendo del territorio que rodea Montserrat y el bosque ha ganado terreno. En sesenta años se ha pasado de 10.000 hectáreas agrícolas a sólo 4.000, con una reducción drástica de personas dedicadas a la agricultura. Esto conlleva, entre otros efectos, un aumento de los incendios y la pérdida de la biodiversidad. Es lo que quiere evitar el Parc Rural, que hace unas semanas hizo varias presentaciones a los agentes implicados, en formato de talleres.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com