13 de noviembre de 2019, 16:19:18
Viladecans


¿Elaborar fertilizantes y bioplásticos a partir de agua contaminada? Pregunten en Viladecans

Por Redacción

Investigadores de la UPC llevan a cabo un proyecto pionero en el Agrópolis.


El Grupo de Investigación de Ingeniería y Microbiología del Medio Ambiente (GEMMA) de la Universitat Politènica de Catalunya (UPC) ha conseguido producir fertilizantes biológicos y bioplásticos a partir de microalgas cultivadas en aguas residuales del río Llobregat. Este descubrimiento se está llevando a cabo en una planta piloto de 30 metros cúbicos ubicada en el Agrópolis de Viladecans, un terrenos experimentales que forman parte del campus de la UPC en la comarca.

En esta planta se investiga cómo producir nuevos recursos energéticos y productos de valor a partir de aguas residuales procedentes de la actividad agrícola y del ámbito doméstico, en el marco de un proyecto de ámbito europeo que tiene la voluntad de recuperar energía en forma de biometano y la obtención de otros productos como bioplásticos, fertilizantes biológicos y aguas para el riego. El director del grupo de la UPC, Joan García, asegura que estos productos son perfectamente comercializables.

La planta tiene capacidad para tratar un volumen de 2.000 a 8.000 litros de agua al día, el equivalente al que usa un edificio pequeño de viviendas. La instalación consta de tres fotobioreactores tubulares alimentados con aguas residuales agrícolas y domésticas donde se hacen crecer las microalgas. Además, incluyen un decantador que permite separar posteriormente la biomasa del agua estancada. Una parte de esta biomasa se hace servir para generar biometano, mientras que otra se destina a la acumulación de bioplásticos. Los residuos sólidos de todo este proyecto son estabilizados en un estanque de 6 metros cuadrados del Agròpolis, donde se producen biofertilizantes.

¿Y qué pasa con el agua estancada? Ésta, después de ser sometida a una ultrafiltración y desinfección solar, sirve para reutilizar en los cultivos. En concreto, sirve para regar 250 metros cuadrados de campo.

Según destacan desde el grupo de investigación de la UPC, la riqueza del biometano obtenido "es mucho más grande" que la del que se obtiene en procesos convencionales.

Bioplásticos: muy similares a los convencionales, pero biodegradables

Los investigadores del GEMMA han demostrado la capacidad de cierto tipo de microalgas, en concreto las cianobacterias- para producir y acumular bioplásticos. Las propiedades de estos materiales son muy similares a las de los plásticos tradicionales que provienen de la industria petroquímica, pero con la ventaja de que son "totalmente biodegradables". Ahora se está estudiando la posibilidad de introducirlos en el mercado de los embalajes y los envases. La previsión de estos científicos es producir 1,5 kilogramos de este material al día en la planta.

"Cambiar el concepto de tratamiento de aguas residuales"

Con este proyecto de investigación, los científicos de la UPC quieren "cambiar el concepto de tratamiento de aguas residuales" para pasar a una tecnología de producción de recursos que contribuya a la generación de una economía circular. Y es que la urbanización, el cambio climático, la agricultura intensiva y la contaminación suponen una amenaza para los recursos hídricos. Hasta ahora, las aguas residuales, en el mejor de los casos, se tratan y se abocan en el medio ambiente.

Actualmente, la escasez y la contaminación del agua es uno de los principales problemas medioambientales a los que se enfrenta el ser humano y la gestión de este recurso adquiere especial relevancia en países de la cuenca mediterránea, como el nuestro. Para luchar contra este problema se tendrían que poner en marcha estrategias para tratar y reutilizar el agua y hacer así un uso responsable.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com