26 de septiembre de 2020, 19:30:26
L’Hospitalet


Apostando por la salud para la convivencia y la cohesión social en l'Hospitalet

Por Alba Calvet


Fiesta de cierre de un proyecto sobre salud y bienestar que se desarrolla en Collblanc-La Torrassa desde 2014 y en otros 37 territorios de España desde 2010.


La Plaza Española de l'Hospitalet de Llobregat ha sido este jueves 5 de junio el escenario clave para el II Cicle d’Activitat del Gaudir Millora la Salut que impulsa la Taula de Salut Comunitària de Collblanc–La Torrassa, una iniciativa que tiene como objetivo contribuir a la mejora de la salud y el bienestar general de los vecinos del barrio y donde participan un total de 38 profesionales y entidades ciudadanas.
Es a través del teatro, el ejercicio físico, la alimentación saludable y las manualidades donde se genera una red comunitaria que pretende impulsar y fomentar la convivencia intercultural y la cohesión social. Un proyecto de intervención comunitaria intercultural que trabaja por cuarto año consecutivo en el distrito Collblanc–La Torrassa en la educación, la salud y las relaciones ciudadanas. El acto de fin de curso ha sido un encuentro que se ha producido “gracias a la suma de las personas que creen en el conjunto como proceso de mejora”, afirma Felipe Campos, director general de la asociación educativa Itaca, la cual impulsa, junto a l’Obra Social “la Caixa” y el Ayuntamiento de Hospitalet, el Projecte d’Intervenció Comunitària Intercultural (Projecte ICI) para una sociedad más cohesionada y con una buena convivencia en un distrito con un índice elevado de población extranjera.
Compromiso y participación de todos
De la mano del compromiso y la participación ciudadana y los recursos disponibles se ha podido llevar a cabo una actividad abierta en la Plaza Española como fruto del trabajo que se ha hecho a lo largo de todo el curso. Una trayectoria que ha dado un salto increíble en relación al año anterior según Roberta Vassallo, técnica del proyecto de Intervención Comunitaria, ya que “los profesionales se han entretenido no sólo diseñando las actividades, sino que también ejecutándolas conjuntamente con la ciudadanía”.
La participación de los vecinos ha sido la verdadera protagonista de este año: son ellos los que han participado de forma activa en el diseño, la ejecución y las propuestas de mejora para el curso que viene. “Algo que se ha visto plasmado en las actividades con las que se han trabajado a nivel físico, psicológico y social y en las colaboraciones que se han generado fuera de los talleres”, dice Vassallo. Toda una serie de mejoras que tiene en el punto de mira la Taula de Salut Comunitària de Collblanc–La Torrassa para crear una organización comunitaria sostenible para el futuro.
El acto que ha puesto punto y final al II Cicle d’Activitat del Gaudir Millora la Salut ha sido una actividad abierta para todos los vecinos, a diferencia de las otras actividades que estaban formadas por grupos de 20 personas y que seguían un itinerario con un mínimo de 3 o 4 encuentros para fomentar las relaciones, dar a conocer herramientas para la mejora de la salud y los servicios y recursos del territorio para el control de los factores que determinan la salud individual y del entorno.
Cabe destacar el taller de alimentación saludable impulsado por los vecinos y vecinas que han participado a lo largo del curso en tres talleres de nutrición saludable y que han querido compartir en el acto final como oportunidad de ocio a la comunidad. Una actividad que el año pasado no existía: elaboración de bocadillos de vegetales o brochetas de fruta. También como novedad, este año se ha podido disfrutar de una exposición de los determinantes sociales de la salud, ya que pretenden “transmitir que la salud es un término amplio e integral y no sólo es ausencia de enfermedad, sino que también hay todo un abanico de elementos que influyen en esta”, explica Vassallo. Promueven estas informaciones mediante un juego de palabras para que la ciudadanía tenga mayor control y conocimiento de los recursos disponibles que tiene el distrito. “Una manera para que se asocie la palabra salud a participación, compromiso y convivencia en el barrio”.
Lo que no ha podido faltar son los bailes, ya que los jóvenes y los niños que participaron el año pasado han pedido que se realicen actividades de danza un año más. Y es así como desde 2014 el proyecto da respuesta a las necesidades de la ciudadanía, una filosofía que quiere mejorar la vida y la convivencia del distrito Collblanc–La Torrassa.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com