26 de febrero de 2020, 4:47:31
Abrera


Un joven muere en Abrera tras ser reducido por los Mossos

Por Redacción

El chico, de 27 años, falleció tras ser inmovilizado por la policía y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) al resistirse a ser trasladado a un centro psiquiátrico.


Los hechos tuvieron lugar en una vivienda de Abrera el viernes pasado, cuando efectivos del SEM se personaron pasado el mediodía para trasladar al hombre al centre psiquiátrico de manera no voluntaria y en base a un informe médico. Según avanzó la SER, los facultativos alertaron a una patrulla de seguridad ciudadana de los Mossos, ya que intervenciones de este tipo suelen ser complejas.

Pero ni el SEM ni los agentes de la policía catalana trasladados hasta el lugar pudieron convencer al joven, muy corpulento, ante lo que avisaron a más patrullas después de que éste reaccionara de forma agitada y agresiva, según explican fuentes policiales.

Tras la llegada de refuerzos de Mossos y de la policía local, los agentes redujeron al joven y lo bajaron hasta la camilla que había preparado el SEM para trasladarlo al centro psiquiátrico. Siguiendo los protocolos, se le ató con cintas de tela para que no cayera al suelo durante el traslado y se le introdujo en la ambulancia, donde los médicos se percataron de que el joven había sufrido un paro cardiorrespiratorio. Las maniobras de reanimación no pudieron salvar al chico, cuya defunción se certificó cuando llegó al Hospital de Martorell.

Desde los Mossos defienden la actuación de sus agentes y niegan que se usaran la pistola eléctrica para reducir al joven, el cual aseguran que estuvo consciente en todo momento antes de entrar en la ambulancia. La policía ha abierto diligencias para informar al titular del juzgado de instrucción 2 de Martorell de lo sucedido.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com