28 de septiembre de 2020, 22:34:47
Pronòstics 2019


El Prat está al borde del colapso

Por Carlos Waltemathe

El aeropuerto de Barcelona ocupa la quina posición de destinos europeos con más viajeros y mayor crecimiento, pese a que en 2018 solo el 62% de los vuelos fueron puntuales.


El aeropuerto de Barcelona-El Prat, junto con el Puerto de Barcelona, son los éxitos por excelencia económicos de las infraestructuras de país que acoge la comarca del Baix Llobregat. Desde la apertura de su nueva terminal, la T1, en 2007, se ha registrado un incremento imparable de pasajeros y vuelos. A día de hoy, Barcelona-El Prat está mejor conectada que nunca gracias a la buena evolución de sus instalaciones, que no han parado de sumar rutas y destinos en los últimos años. Tanto es así que, de tener prácticamente solo una decena de vuelos directos intercontinentales hace 15 años, en 2017 se cerró con 45 destinos intercontinentales unidos sin escala. Ello ha propiciado que en solo 12 años el número de pasajeros intercontinentales que llegaron o salieron en vuelo directo a Barcelona se han multiplicado por 7,5.

Este aumento de los vuelos, supone, al mismo tiempo, un importante incremento de los pasajeros. En números totales el aeropuerto de la capital catalana ha roto su record histórico en 2017 llegando a registrar un total de 47,2 millones de pasajeros, según el balance anual. Esto representa un 7,1% más que el ejercicio anterior, a pesar de la tensión política entre los gobiernos español y catalán. Así el Prat ha superado el crecimiento anual de Madrid-Barajas, el aeropuerto español con más pasajeros, con 53,4 millones y ya no es aquella instalación secundaria a la sombra del magnate madrileño.

¿Se saturará el Prat con el aumento constante?

Gracias a los proyectos de El Prat y la constante innovación y mejora del aeropuerto, Barcelona ocupa hoy la quinta posición de Europa como destino final de los viajeros por avión y 24ª de todo el mundo. No obstante, el aumento significativo de vuelos y pasajeros podría llegar a convertirse en un problema. Mientras por un lado diversos estudios precisan que la capacidad operativa es de 55 millones de pasajeros anuales, número que a este ritmo se puede superar en dos años, Sergi Alegre, teniente de alcalde de Promoción de la Ciudad de El Prat y ex responsable de Urbanismo y Medio Ambiente, asegura que de momento no es necesario preocuparse sobre la saturación de las instalaciones por la abundancia de viajeros: “El aeropuerto tiene capacidad de llegar hasta los 75 millones de pasajeros y no solo a los 55 millones estimados para los dos terminales actuales.”

Sin dar mayor importancia a la capacidad exacta de acogida que tiene o no el aeropuerto del Prat, Alegre no niega que, en un futuro, teniendo en cuenta esta tendencia consolidada de crecimiento, se tendrán que implementar una serie de cambios para estar a la altura de las exigencias. Para ello, de cara a 2019 y los años próximos, se proponen tres estrategias fundamentales: redistribuir el tráfico en el resto de aeropuertos catalanes; incentivar la llegada de aviones más grandes para ampliar la capacidad con la actual configuración (podría aumentarse la capacidad en 20 millones de personas) y, finalmente, ejecutar el proyecto de terminal satélite ya recogido en el Plan Delta de 1994.

Esencial para la prosperidad y el éxito del aeropuerto del Prat es la mejora de la conectividad y calidad de las infraestructuras con el fin de desarrollar la ciudad aeroportuaria, que lleva años de retraso. Alegre asegura que su parálisis se debe a la mala gestión comercial de AENA, pero se procurará comenzar el desarrollo en el año próximo.

Por lo general el año 2019 se presenta con un amplio abanico de proyectos relacionados con el aeropuerto del Prat. Todos con un único fin: Mejorar y perfeccionar las instalaciones para dar cabida a los millones de pasajeros que eligen Barcelona como su destino.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com