27 de febrero de 2020, 1:41:09
Pronòstics 2019


L’Hospitalet no quiere perder el tren de la L10 de metro

Por Redacción

La Generalitat prevé abrir las estaciones de Provençana e Ildefons Cerdà este mismo año.


Los trenes de la Línea 10 de metro pasan por dos paradas de L’Hospitalet pero no paran. Llegan hasta Barcelona, en concreto a las estaciones de Foc y Foneria, respondiendo así a una histórica reivindicación de La Marina barcelonesa, pero pasan de largo por Provençana e Ildefons Cerdà. Estas dos estaciones, largamente reivindicadas por los vecinos de Santa Eulàlia y Granvia Sud de la segunda ciudad de Cataluña, se están ultimando y entrarán en funcionamiento en febrero –Provençana- y octubre –Ildefons Cerdà-.

Se trata de los plazos con los que juega la Generalitat y que confirmó el pasado mes de septiembre, cuando se puso en marcha este ramal de metro. De todas formas, antes de verano los vecinos pusieron en duda el calendario y mostraron su preocupación por la marcha de las obras. Dieron un voto de confianza al Govern, pero reiteraron su compromiso de estar encima para vigilar que se cumplen los plazos.

El nuevo tramo de la L10 de metro entró en funcionamiento en septiembre y cuenta que 4,5 kilómetros de longitud, con más de la mitad de las estaciones en L’Hospitalet. Torrassa, Collblanc y Can Tries-Gornal, en funcionamiento desde hace dos años con la L9, alternan trenes de ambas líneas, mientras que Provençana e Ildefons Cerdà son de nueva construcción. La de Provençana ya tiene la estructura acabada, así como los andenes, las puertas y las salidas de emergencia, mientras que la de Ildefons Cerdà, ubicada al lado de la Ciudad Judicial, también tiene la estructura completada.

El Govern prevé que la conexión entre Barcelona y L’Hospitalet mejore con la puesta en marcha de la L10 Sur al completo y que se reduzcan las emisiones de CO2, puesto que augura que se eliminen 1.438 vehículos diarios de la red vial. De esta manera, además, L’Hospitalet pasará a tener una veintena de paradas de metro, lo que supone, en palabras del conseller de Territorio, Damià Calvet, “una mejora en la movilidad y en la sostenibilidad” de la ciudad.

La parada de Ernest Lluch, de la L5, aparcada

Pese a este avance, el Govern tiene pendiente acabar las obras y poner en marcha la parada de Ernest Lluch de la Línea 5 de metro, a caballo entre Barcelona y L’Hospitalet. Aparcadas desde 2012, el exconseller de Territorio Josep Rull prometió en mayo de 2017 que las obras de finalización de la infraestructura acabarían en octubre de este año, pero aún ni se han retomado. Una parada fantasma.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com