28 de febrero de 2020, 13:08:34
Pronòstics 2019


Las playas se protegen también en invierno

Por Carlos Waltemathe

Con el cambio climático, instituciones y voluntarios se ven obligados a tomar medidas de protección para evitar la desaparición de nuestro litoral .


Las playas están desapareciendo. Es un hecho innegable que, a causa del cambio climático y la constante contaminación de las ciudades, las playas de todo el mundo están en retroceso y amenazan con desaparecer por completo hacía en año 2100 si no se frena la subida de temperaturas. La administración metropolitana estima que el 50% del litoral podría desaparecer para entonces.

“Nos tenemos que reinventar la protección y prevención de lo que se nos viene encima”, defiende Xavier Segura, director de Servicios del Espacio Público del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). “Es un cambio climático muy potente biológicamente que, con el incremento de nivel del mar, sufrirán las playas, porque también llegarán temporales muy agresivos. Las playas tienen un enorme valor para el litoral catalán y nos tenemos que esforzar todo lo que podamos. Y no se trata de tirar arena solo; tenemos que coordinarlo todo.”

Con la llegada de la temporada baja, las playas parecen olvidarse, pero –al menos por el momento- siguen ahí en invierno. Por este motivo, la conciencia de su protección ha de seguir vigente durante los meses de frío. Por ello, el AMB ha impulsado una serie de medidas para evitar la desaparición y destrucción de las playas incluidas en nuestra comarca. Entre estas medidas destaca la jornada de ‘Acció Platges Met’, que tuvo lugar el 11 de noviembre y en la que participaron 300 personas en los 8 municipios del litoral metropolitano. Se trata de acciones simultáneas destinadas a proteger el litoral y sensibilizar sobre la problemática de la regresión de las playas, que acecha a la costa metropolitana a causa de la mano del hombre y que provoca que cada año el mar gane entre 4 y 6 milímetros a la arena.

Salvar las playas

Con el fin de ayudar en la salvaguarda del litoral, los 300 voluntarios se repartieron el trabajo en 4 áreas. Una de las principales cuestiones fue la restauración de dunas. Las playas de Castelldefels y Gavà han acogido, entre otras, la plantación de un total de 875 ejemplares de barrón, una especie vegetal que potencia la formación de dunas híbridas. Estos escudos naturales de vegetación son imprescindibles para proteger las playas de los temporales y al mismo tiempo, para naturalizar estos espacios abiertos frecuentados por más de 10 millones de usuarios al año. Por otro lado, en la playa de la Murta de Viladecans se ha llevado a cabo una limpieza de vegetación invasora con el objetivo de retirar especies que no pertenecen a la biodiversidad natural de este ecosistema y preservar la vegetación autóctona.

Además del necesario cuidado de la flora, la fauna también se ha convertido en un objetivo principal con la recreación del rescate de un delfín. El AMB tiene una gestión integral de las playas que contempla protocolos como la retirada de medusas, llegada de animales marinos en la arena o bien balizamientos de protección a especies en peligro de extinción. Además, en Barcelona se ha creado el ‘laboratorio de la playa’ donde se trabaja en la detección de microplásticos, residuos que representan un problema ambiental de primer orden en las playas del mediterráneo e implican una amenaza real para la biodiversidad.

De cara a 2019 y el futuro del litoral del Baix Llobregat no cabe duda que se necesita cuanto antes un cambio. Los datos hablan por sí mismo y demuestran que si no se actúa para parar el retroceso de las playas, estas acabaran desapareciendo por completo y con ello el encanto de la comarca.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com