23 de agosto de 2019, 2:27:13
Sant Joan Despí


Expropian dos edificios en Sant Joan Despí para convertirlos en pisos de protección oficial

Por Redacción

El alcalde, Antoni Poveda, ha anunciado la modificación del PGM para adquirir los inmuebles ubicados entre la calle Fontsanta y la avenida de Barcelona


Pisos de lujo abandonados con un nuevo cometido social. El Ayuntamiento de Sant Joan Despí ha iniciado los trámites para expropiar dos edificios inacabados que estaban proyectados como pisos de alto standing y oficinas, para convertirlos en viviendas protegidas. Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad, Antonio Poveda, al ser aprobada en pleno la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) que permitirá construir 115 viviendas con protección oficial.

“Este proceso que acabamos de iniciar tiene un claro interés público, que es dotar a la ciudad más viviendas protegidas”, ha aseverado Poveda mientras aclaraba que la expropiación se debe a que “los propietarios se han desentendido de la situación” a pesar de las negociaciones llevadas a cabo por el consistorio. Con la incorporación de estos pisos, el Plan de Vivienda Municipal pondrá a disposición de los ciudadanos alrededor de 400 pisos protegidos en los próximos años.

Del lujo a la protección

Las estructuras abandonadas de estos edificios, situados entre la calle Fontsanta y la avenida de Barcelona, tendrán una labor muy diferente a como fueron proyectadas. Esta promoción que se vendía como pisos de alto standing en medio de un entorno privilegiado, como es el parque de la Fontsanta, se convertirá en pisos asequibles para la ciudadanía de Sant Joan Despí. Los edificios se comenzaron a construir en 2008, pero la crisis hizo que los propietarios desistieran de continuar construyéndolos, abandonándolos. Actualmente, un 56% de los derechos hipotecarios de estos bloques están en manos de la SAREB, y el resto en dos propietarios.

El proceso de expropiación será el punto final de un largo proceso en el que el ayuntamiento ha tenido que litigar con los propietarios desde diferentes frentes. En un primer momento, y una vez se abandona la construcción, a principios de 2011, el consistorio exigió a los propietarios que retiraran una grúa de grandes dimensiones que quedó abandonada, que acabaran de rehacer la parte de acera afectada por las obras y que procedieran, por motivos de seguridad, el cierre del recinto. Finalmente, fue el Ayuntamiento, con los fondos del aval de ejecución subsidiaria, quien se encargó de llevar a cabo estos trabajos para garantizar la seguridad, según relatan fuentes municipales.

Poveda ha recalcado que “finalizar estos bloques” es crucial para “velar por la seguridad de la ciudadanía” dado que, según el alcalde, unos edificios “de ese tamaño a medio construir son un peligro”.

Modificación del PGM

El 12 de febrero el pleno de Sant Joan Despí aprobó inicialmente por unanimidad una modificación puntual del PGM que permitirá iniciar el proceso de expropiación de estos inmuebles para convertirlos en vivienda protegida. El consistorio argumenta el “interés público” de esta operación porque permitirá ganar más viviendas protegidas para la ciudad.

El techo máximo de suelo residencial será de aproximadamente 10.000 metros cuadrados que permitirían la construcción de un total de 115 viviendas de protección oficial. Este primer paso abre un proceso administrativo que se puede alargar aproximadamente un año, hasta llegar a la expropiación que culminará con la reconstrucción de los edificios dotando la ciudad de más pisos protegidos. La previsión es que los pisos puedan estar listos en los próximos dos años.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com