17 de julio de 2019, 12:26:18
Economia


Seat pisa el acelerador mientras a Nissan se le cala de nuevo el motor

Por Carlos Manzano

Crece la producción de la compañía de Martorell, pero por contra la de El Prat reduce su fabricación en 55.300 nuevas unidades desde 2014.


El Baix Llobregat se consolida como motor automovilístico catalán. Las dos grandes plantas de producción de los dos gigantes del automóvil, situadas en Martorell y El Prat, fabrican más de medio millón de vehículos al año. Sin embargo, en la manufactura de coches Seat, perteneciente al grupo alemán Volkswagen, le lleva la delantera a la japonesa Nissan –integrada en el grupo francés Renault- tras el último anuncio de la compañía de Martorell de trabajar incluso los fines de semana de marzo para poder satisfacer la demanda de nuevos coches.

Seat fabricará 4.300 coches más este mes, principalmente modelos Ibiza y Arona. También pasará de producir 95 vehículos híbridos de gasolina diarios a 250, una clara apuesta por la transición energética de la que tanto se habla en nuestros días. Por su parte, la fábrica Nissan –que es la principal de la compañía en España- trabaja al 38% de su capacidad, hecho que viene acompañado de reclamaciones y dudas de la plantilla por el porvenir de la fábrica. Esto se produce después de estar cuatro años fabricando cada vez menos turismos y una reducción de prácticamente 200 empleados.

Tecnología 5G: el futuro de Seat
La compañía de Martorell fue galardonada en febrero como Empresa del año 2018 por su consolidación en el territorio y apostar por el nuevo talento y el desarrollo tecnológico. No es de extrañar que cada año salgan por las puertas de la fábrica de Seat más de 443.000 unidades nuevas, cosa que crea un impacto económico en el norte de la comarca y da trabajo a más de 7.000 personas.

Sin embargo, la firma catalana ha ido un paso más allá con la presentación de su nuevo modelo en el Mobile World Congress de L’Hospitalet. La propuesta de Seat va orientada a la movilidad eléctrica, encabezada por el desarrollo de la plataforma MEB que está perfeccionando junto a Grupo Volkswagen. El nuevo modelo que liderará la movilidad urbana del futuro saldrá a la venta, previsiblemente, a finales del próximo año.

En este gran evento que aglutina toda la conectividad, inteligencia artificial y, en definitiva, los principales avances en tecnología, Seat ha presentado sus trabajos, realizados con Telefónica, para impulsar a Barcelona y su área metropolitana como la gran ciudad de la tecnología 5G en el mundo. Por ello, la marca pone en marcha la prueba piloto ‘5G Connected Car’ para ensayar cómo será en los próximos años la comunicación entre el coche y el resto de integrantes del paisaje urbano, con el fin de lograr una conducción autónoma y cooperativa plena.

Nissan se cala
Nissan, en cambio, no parece acabar de arrancar en Europa. Los últimos cuatro años -en los que Seat se ha dedicado a reestructurar su forma de producir e innovar- han sido delicados para la multinacional japonesa, que ha quedado en un segundo plano. Además de los datos que confirman la bajada de producción en 45.300 unidades desde 2014, este año se fabricarán todavía diez mil coches menos, tan solo 72.500.

Las estimaciones, a pesar de la promesa de la consellera de Empresa, Àngels Chacón, de invertir en la planta de El Prat, auguran un 2019 complicado para la marca nipona, que solo trabajará al 30% de su capacidad. Esta tendencia de Nissan, si no consigue reestructurarse e ir al alza, podría acabar con el cierre definitivo de la planta de producción. La marca española y la japonesa, o el grupo alemán y el francés, luchan por mantener su fuerza en la comarca y, de momento, Seat va ganando la carrera.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com