23 de mayo de 2019, 13:10:51
Cultura


Kiko Amat: “La locura es dramática, pero también puede ser hilarante”

Por Francisco J. Rodríguez

“Me voy p’al pueblo”. Así anunciaba el escritor sanboyano Kiko Amat que participaría el 13 de febrero en una edición de ‘El Club del Llibre’ de las bibliotecas de Sant Boi.


En concreto, el acto tuvo lugar en la Rubió i Balaguer, ante una treintena de personas.

Amat jugaba en casa, y eso se notó a lo largo de la charla. El escritor fue respondiendo a las preguntas que le formulaba la presentadora del acto, referidas tanto a su última novela, Antes del huracán, como a sus obras anteriores. Con la frescura que lo caracteriza y haciendo gala de ese lenguaje común metropolitano, conectó rápidamente con los presentes, que se animaron al final del acto a formularle preguntas y hacerle apreciaciones o comentarios, y a los que hizo reir con anécdotas de su vida y de las novelas que ha escrito.

Una de estas anécdotas fue el intento frustrado de acceder como periodista al psiquiátrico de Sant Boi para inspirarse y recoger datos para su última novela, que transcurre en un sanatorio de la ciudad, o bien cómo los yonquis les robaban los cromos a él y a sus amigos de pequeños a la salida del colegio. Un mundo aquel, el de los 70, “a medio hacer, indeterminado”, según lo definió. No obstante, Amat aseguró que Antes del huracán es su novela “menos vivencial”, aunque reconoce que tiene algún trazo autobiográfico.

La obra, que protagoniza un hombre que quiere salir del psiquiátrico, intenta ser “cero nostálgica, cero romántica, cero épica”, explicó. Un retrato crudo pero realista de la vida, en donde no siempre las cosas acaban bien.

El autor sanboyano habló también de la locura y de su intención inicial de hacer una novela “sencilla sobre locos”. Amat, sin embargo, no frivoliza con esta cuestión. “Un brote psicótico, además de ser más común y cotidiano de lo que se piensa, es aterrador, tal y como se muestra en el libro”, afirmó. Y es que, según añadió, “la locura es dramática, pero también puede ser hilarante”. “Y en Sant Boi, compartir la vida con ella ha sido nuestra normalidad”, concluyó Amat.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com