23 de mayo de 2019, 13:16:58
Cultura

Cartas desde Krypton


¿Quién es ese Aquaman del que todo el mundo habla?

Por David Aliaga Muñoz

Millones de personas en todo el mundo han comenzado el año acercándose a las salas de cine para ver la adaptación cinematográfica de Aquaman, que ha superado los 1.000 millones de dólares de recaudación, algo que sólo han logrado una treintena de películas en toda la historia.


Las salas del Baix Llobregat y L’Hospitalet han sido permeables a la popularidad de la cinta dirigida por James Wan. Por citar un ejemplo, más de 3.000 espectadores sacaron sus entradas en las taquillas de los cines Filmax Gran Vía 2.

Los buenos resultados económicos contrastan con las expectativas que manejaba el sector. Pocos esperábamos que un personaje que no se ha encontrado nunca entre los más populares de DC Comics superase a compañeros de editorial tan icónicos como Batman o Superman. Aupada por un actor de moda como Jason Momoa, la franquicia no sólo ha irrumpido en las salas de cine, sino que también lo ha hecho en las librerías. ECC Ediciones ha acompañado el estreno con la reedición de las historias más notables del rey de Atlantis. Aquaman en los cines, Aquaman en las librerías, Aquaman en las marquesinas de las paradas de autobús… Sabemos cómo se llama y lo tenemos hasta en la sopa pero, ¿quién es el superhéroe del momento?

El personaje fue creado en 1941 por el guionista Mort Weisinger y el ilustrador Paul Norris como un guerrero surgido de los mares. A partir de entonces, fue apareciendo de forma intermitente en el catálogo de DC, adquiriendo matices y una mitología propia. Y también una fama de héroe blandito y un poco soso. Así, no logró cautivar a los lectores hasta que en 1994, Peter David fue designado como guionista de la colección. El Aquaman de David es más amargo y violento que el del largometraje, algo que podemos ver ya en la portada del primer volumen recopilatorio publicado por ECC, en el que el héroe surge del mar con un arpón en el lugar de su mano izquierda y con su melena rubia (sí, Aquaman es rubio) ensombreciéndole el rostro.

Si tras disfrutar de la película, el espectador quiere acercarse a un cómic que se parezca a lo que ha visto en la pantalla, Aquaman: Guerra por el trono es una mejor opción. Con guión de Geoff Johns y los espectaculares dibujos de Ivan Reis, el tomo ofrece más de 200 páginas de acción sin pretensiones por las que se asoman Batman, Superman y Wonder Woman. A pesar de formar parte de la serie, el volumen puede comprenderse sin haberla seguido mes a mes. La portada, que muestra un montaje fotográfico con imágenes de la película, revela la intención de acercarse a los lectores profanos.

Sin estar a la altura de otras aventuras narradas por los propios Johns y Reis, pero teniendo poco que envidiar a las historias de Peter David, Guerra por el trono es una estupenda puerta de entrada al universo del personaje y, ojalá, a la lectura de otros cómics.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com