23 de marzo de 2019, 13:27:35
Castelldefels


El ataque a un centro de menores extranjeros en Castelldefels deja tres heridos

Por Redacción

Una veintena de encapuchados causaron destrozos el sábado por la noche en la masia Cal Ganxo y dejaron a dos educadores con contusiones, mientras que un menor tuvo que ser hospitalizado. El Ayuntamiento ha condenado los hechos.


Momentos antes de los hechos, un grupo de jóvenes del centro y otro de la ciudad tuvieron una discusión que acabó con el lanzanmiento de piedras, informan fuentes del departamento de Trabajo y Asuntos Sociales. El ataque, en el que participaron unos 25 encapuchados, se saldó con dos educadores heridos cuando intentaban proteger a los menores. Uno de ellos, no obstante, sufrió heridas de mayor consideración y tuvo que ser hospitalizado.

La tensión no se acabó aquí, puesto que ayer domingo por la tarde unas 60 personas se presentaron de nuevo en Cal Ganxo para lanzar piedras contra el centro de acogida. La intervención de los Mossos impidió males mayores y evitó más heridos, aunque no hubo detenciones.

Desde el departamento de Trabajo y Asuntos Sociales de la Generalitat expresan su "rechazo frontal" y condena "más enérgica" al ataque. El conseller del ramo, Chakir el Homrani, lamentó los hechos y aseguró que este tipo de actos violentos "no tiene cabida en nuestra sociedad y son detestables por violentos, intolerables por injustos y del todo contrario al sentir mayoritario de la sociedad catalana".

Por este motivo, el Homrani explicó que la Generalitat se presentará como acusación particular contra los agresores y que pondrá una denuncia en la Fiscalía de delitos de odio. "Este país está formado por gente de todas partes que ha venido en la última década o en generaciones anteriores. Gente que vino para trabajar y encontrar un futuro mejor para sus familias", expresó el conseller, que destaca que la sociedad catalana ha decidido ser "cívica y democrática, pacífica y acogerdora".

El ataque en Castelldefels es el segundo que se produce en pocos días a centros de menores extranjeros, puesto que el martes pasado un hombre entró armado con un cuchillo a una casa de colonias de Canet de Mar, en el Maresme, donde viven unos cincuenta menores inmigrantes no acompañados. Finalmente no se tuvo que lamentar ningún herido y los Mossos pudieron detener al individuo por amenazas.

El Ayuntamiento se personará como acusación si se confirman las motivaciones racistas

Desde el consistorio han reaccionado este mediodía a través de un comunicado en el que condenan de manera "enérgica" los hechos violentos. A la espera de lo que determinen las pesquisas de los Mossos, desde el Ayuntamiento han confirmado que se personarán en la causa como acusación particular si se confirma que detrás del ataque hay motivaciones racistas o delitos de odio. "Queremos ser cautelosos antes de calificar los hechos, pero si se confirma que hay una motivación xenófoba actuaremos en consecuencia, porque Castelldefels es una ciudad que se reconoce en el espejo de la solidaridad y la diversidad", ha expresado la alcaldesa María Miranda.

En esta línea, el Ayuntamiento hace un llamamiento a no "alimentar" lo que consideran "falso discurso" que vincula inmigración y delincuencia. De hecho, constatan que la presencia de menores tutelados en el municipio no ha supuesto un aumento de delitos, tal y como confirmó la Junta de Seguridad.

El consistorio también ha aprovechado para expresar que tuvo conocimiento de que Cal Ganxo se utilizaba como centro de menores tutelados el 30 de noviembre pasado. Este equipamiento municipal se cedió a Fundesplai para que llevara a cabo actividades de sensibilización medioambiental. El Ayuntamiento también reconoce que este albergue no reunía las condiciones exigibles para albergar a los jóvenes con las mejores garantías, y ha afirmado que se ofreció para colaborar a través de Servicios Sociales. Pero su estancia en la ciudad no se alargaría más allá del 14 de marzo, este jueves, según ha detallado el consistorio. Los hechos violencias acaecidos este fin de semana han acelerado el traslado.

Quien también ha lamentado los hechos ha sido Movem Castelldefels, que lo tilda de ataque "racista" y critica "mala gestión" de la Generalitat con los Menores extranjeros no acompañados, o Menas. De hecho, esta tarde la Plataforma Castelldefels con las personas refugiadas ha celebrado esta tarde una concentración en repulsa ante el Ayuntamiento.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com