17 de septiembre de 2019, 21:00:03
Sant Boi


El haka electoral

Por Lluis M Estruch

Sabido es por los aficionados al rugby de S. Boi que el haka es la danza de desafío, que los maorís iniciaban, antes de sus peleas tribales, hoy los “All blaks” la danzan ante sus rivales para intimidarles.


En una ciudad con 61 mil electores, sí han empezado los retos y desafíos en forma de actos, de llenazos de polideportivos con gente acarreada y aún con las limitaciones legales, la presunción de obras y proyectos que aunque queden en amagos y postureos, sirven para motivar y tensionar a la mitad del electorado que participa en las elecciones.

Estos electores suelen ser veteranos y fieles a la fórmula dominante, en una ciudad en la que en 5 años habrá un 25% de gente mayor de 55 años. En agradecimiento sepan que no tendrán geriátrico público, tal vez uno de pago; es noticia del último Pleno.

La ciudad de S.Boi esta en regresión demográfica, pocos nacimientos, menos empadronados y unos 7 mil extranjeros que disimulan este invierno poblacional.

La base es la gente, -dicen muchos-, veamos el estado de nuestra gente santboyana, su renta media de 25.645 euros esta por debajo de la renta española, de la catalana y de la comarcal; donde tras Cornellá, somos los más pobres de todos nuestros vecinos. Todo son datos oficiales.

Los pensionistas compensan las carencias de los Servicios Sociales y las crecientes colas del Bco de Alimentos (5000 atenciones) y de los 2 comedores benéficos. ¡Cuantas fiambreras y “tuperwares”! circulan por nuestras calles. Los informes locales, reconocen que muchas familias solo toman alimentos proteínicos (pollo o pescado), dos o tres días por semana.

Un 15,2% de pobreza cronificada esta entre nosotros; el “ascensor social” de la educación local, sufre averías: el abandono y fracaso escolar es superior a la media catalana, sólo un 5% acaba la FP iniciada, en enseñanza hay avisos del Síndic sobre la excesiva concentración de extranjeros en Centros públicos, lo que dificulta su integración; consecuentemente hay un 40% de paro juvenil y un paro general que fluctúa entre el 12-14%.

Tenemos 200 presos santboyanos y un trasiego anual de 50 presos/año,con un aumento de delitos del 2,8% , y 1.797 faltas penales según Interior. Sant Boi con 82 mil hab. y 93, 5 M de presupuesto anual solo dedica 3,5 M euros a inversión libre. El grueso se dedica a su caro autofuncionamiento; el ayuntamiento de S.Boi no es precisamente un digitalizado municipio estonio; la prueba es la persistencia de empresas municipales, hasta en Llicá de Vall, o la dificultad en actualizar los activos inmobiliarios propios, su adormecido parque de terrenos, viviendas y bosques que recuerdan las lesivas “manos muertas” del pasado.

Tras 40 años con la fórmula PSC-IU se impone una tranquila transición a la alternancia que ventile, el gobierno municipal actual. ¿Para qué los 2 M de subvenciones sin auditado justificante? O el abandono de la zona industrial, sin alicientes de instalación.

Hay 3300 empleados directos en nuestro Parque Sanitario, ¿cuántos son santboyanos?

Mientras nuestra FP no tenga la rama Sanitaria, vamos mal para surtirlo de empleo.

¿Es necesaria la gresca y un Altaveu declinante? o especializarse en nuevas industrias culturales. Hay un Ateneo en ruinas y ello es para muchos todo un símbolo del fracaso cultural de la gestión actual.

Los militares del cuartel inactivo esperan la compra o permuta de sus terrenos, el Ayuntamiento no tiene dinero. Lo busca sembrando bloques en zonas verdes o en la montaña. No valen las hakas a la Santboyana para ganar la liga; seguro que tampoco le valdrán al PSC sus ventajas y su triunfalismo para ganar las elecciones . Aunque su caravana electoral gire hacia la izquierda virtual.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com