21 de julio de 2019, 14:47:35
Castelldefels


Les Botigues, ¿Tierra de nadie?

Por Carlos Manzano y Francisco J. Rodríguez


Preguntamos a los partidos de Sitges y Castelldefels sobre sus planes para esta zona a las puertas del 26-M. Los vecinos exigen más seguridad y ampliar el paseo Marítimo de Castelldefels hasta Port Ginesta.


Les dan la espalda en Sitges, donde pagan impuestos, mientras que Castelldefels no puede hacer nada para acogerlos. Estamos hablando de Les Botigues, un continuo urbano del Baix Llobregat que forma parte del Garraf cuyos vecinos se sienten huérfanos. La ‘consulta popular’ sobre la segregación de Les Botigues celebrada en noviembre de 2018 no alcanzó el 35% de participación necesario, por lo que quedó sin efecto alguno. Ahora, a pocos días del 26-M, sondeamos a sus vecinos y candidatos de Sitges y Castelldefels sobre las mejoras y problemas en esta continuidad urbanística del Baix Llobregat en territorio del Garraf, especialmente tras la pequeña concentración que llevaron a cabo diferentes asociaciones de vecinos durante el rally de coches clásicos de Sitges, en la que reclamaron más seguridad.

“No se ha hecho nada en 20 años”
Conchita Salvador, secretaria de la Asociación Cultural de Les Botigues, lamenta que “no se ha hecho nada de infraestructuras en 20 años en la zona”, y alerta que no disponen de contenedores de reciclaje. Además, recuerda que los vecinos reclaman un centro cívico “que Forns prometió y no ha hecho”. Sobre el paseo Marítimo, otra reivindicación histórica de los vecinos de Les Botigues, Salvador estalla. “Sabes cuando entras en Les Botigues por el cambio de paseo Marítimo”, expone, y también critica que no cuidan sus playas “lo necesario”. Por todo ello, Salvador es algo excéptica. “Aunque Les Botigues se vayan a Castelldefels, vamos a estar igual”.

Forns: “Corregir con inversiones las demandas”
El promotor de la consulta fue Miquel Forns, alcalde de Sitges, que considera que “esta desafección del núcleo de Les Botigues se ha de trabajar y corregir con inversiones”, para así responder a las demandas vecinales. La reforma de la C-246, el alcantarillado nuevo en la calle Alcalde Güell, o la renovación de la calle ferrocarril son algunos de los proyectos que Forns dice haber impulsado en Les Botigues durante los últimos seis meses de mandato, aunque Salvador contraargumenta diciendo que llevaban licitadas más de un año.

Por otro lado, Forns resalta que la falta de seguridad, tan reivindicada por los vecinos, ha topado con el Estado. “Hemos pedido ampliar la plantilla de Policía Local al Ministerio, pero no se nos ha autorizado”, recalca el alcalde, aunque asegura que “a pesar de eso” la Policía Local de Sitges “patrulla por todos los núcleos de Sitges”, incluidas Les Botigues.

La consulta, una pantalla pasada
La alcaldable de Junts x Sitges –partido que gobierna actualmente en el municipio-, Mònica Gallardo, no contempla “plantear una nueva consulta”, siendo tan reciente la celebrada en noviembre. No obstante, Gallardo recuerda que “hay un compromiso previo” y harán inversiones como “rehacer el paseo marítimo de Les Botigues”, aunque asegura que las reivindicaciones de mantenimiento en la vía pública y limpieza “no son únicas de Les Botigues sino de todo Sitges” y, por ello, no es exclusivo de este barrio como afirman algunos de sus vecinos.

Castelldefels, a la expectativa
Desde Castelldefels se miran esta cuestión de reojo y admiten que poco pueden hacer mientras no se ponga en marcha un nuevo proceso de consulta que cuente con la suficiente participación como para darle validez. “El primer paso es que los vecinos de Les Botigues se definan realmente sobre qué es lo que quieren ser: Estamos a la espera de ver cuál es su planteamiento”, explica a El Llobregat la alcaldesa de Castelldefels María Miranda. Una afirmación que, con sus matices, comparte la primer teniente de alcalde y primera edil al principio de la legislatura, Candela López. “Castelldefels no tiene capacidad de decisión en este tema”, reconoce López, que defiende el proceso participativo que se puso en marcha el año pasado. Por su parte, el ex alcalde Manuel Reyes y portavoz del PP cree que este “es un tema que han de hablar los vecinos de Les Botigues para movilizarse y conseguir la segregación”. “Estamos a la expectativa”, reconoce.

No obstante, Reyes introduce la variable de los servicios que los vecinos de este núcleo de Sitges disfrutan en la ciudad del Baix. “Castelldefels presta servicios a Sitges sin recibir nada a cambio”, critica. En este sentido, López reconoce que Castelldels “no puede asumir el déficit histórico de inversión de Sitges en Les Botigues” y lamenta “no poder dar más servicios en ámbitos como la movilidad”.

Pase lo que pase el 26-M, parece que la cuestión de Les Botigues seguirá irresoluta. Miranda, de hecho, señala que este tema no se vive con demasiada intensidad en Castelldefels. “Cuando estoy con los vecinos no me hablan de Les Botigues”, expresa.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com