14 de diciembre de 2019, 4:05:33
Salut


Los trabajadores de Seat demuestran que la dieta mediterránea alarga la vida

Por Joan Carles Valero

La 'Healthy Week' del 20 de mayo culminará con una fiesta para las familias de los 600 empleados participantes en un estudio científico pionero en el mundo.


Los medios de comunicación resaltaron el año pasado que en las máquinas de vending de la factoría de prensa y chapa que tiene Seat en la Zona Franca habían sustituido los Bollycaos y los bocadillos de chorizo por otros integrales con humus y escalibada. El cambio obedecía a una de las muchas medidas implementadas para la elaboración del MedCARS, el primer estudio científico sobre nutrición y vida saludable pionero en el mundo en el que han participado un total de 600 trabajadores de la firma automovilística. El experimento se ha llevado a cabo por el Hospital Clínic, IrsiCaixa, ITAE y científicos de la Universidad de Harvard.

Los resultados del estudio se presentarán durante la Healthy Week o semana de la salud, que se celebrará a partir del 20 de mayo en Seat y que incluirá una fiesta para las 600 familias de los trabajadores que han participado voluntariamente en el experimento. “Nunca hasta ahora se había realizado una investigación científica sobre tantas personas sanas durante tanto tiempo”, subraya la doctora Patricia Such, responsable del departamento de Health, Safety and Emergencies del Grupo SEAT y Empresas del Grupo VW en España, además de directora del Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria (CARS) de SEAT.

La doctora Such avanza que una de las conclusiones del estudio es que la dieta mediterránea incide en la reducción de la mortalidad y de las principales enfermedades crónicas. Una dieta mediterránea que, unida a un estilo de vida saludable, alarga la vida y en las mejores condiciones, por lo que “merece la pena el esfuerzo de extender a todos los trabajadores, y a la sociedad española en general, los beneficios de una nutrición saludable”.

Análisis bacteriológico intestinal
A los 600 trabajadores que voluntariamente se han sometido al experimento se les ha realizado exhaustivos reconocimientos médicos en los que se han incluido diversos análisis de sangre, orina y heces para estudiar la microbiota intestinal antes y después de la intervención, para conocer cómo la alimentación y estilo de vida mediterránea influyen en la correcta función del conjunto de bacterias que viven en los intestinos.

Los trabajadores se han dividido en dos grupos: trescientos empleados de la planta de prensa y chapa de la Zona Franca introdujeron alimentos saludables incluso en sus dietas familiares tras recibir pautas para mejorar sus hábitos de vida, mientras que otros 300 trabajadores de SEAT Componentes, el nuevo nombre de la antigua filial Gearbox en El Prat, donde fabrican cajas de cambio, no modificaron ni un ápice su nutrición ni sus hábitos.

Los empleados de Zona Franca asistieron a talleres culinarios con cocineros con estrellas Michelin que les impartieron normas dietéticas para cocinar bueno, bonito y saludable. También recibieron lotes de aceite de oliva y frutos secos para asegurarse que ellos y sus familias se acostumbraban a introducirse en la dieta mediterránea. Completaron la iniciativa descuentos del 50% en las compras de la cadena Veritas, seminarios con la familia para mejorar la aptitud mental y entrenadores que enseñan a hacer ejercicios mínimos adaptados a sus vidas.

Una investigación científica que demostrará el axioma “somos lo que comemos” y que mostrará el empírico camino de que una nutrición y normas de vida saludables aumentan la esperanza de vida y en mejores condiciones.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com