20 de julio de 2019, 13:59:15
L’Hospitalet


L'Hospitalet debate sobre su futuro en la Tecla Sala sin Núria Marín

Por Francisco J. Rodríguez

La alcaldesa fue la gran ausente del debate organizado por el Espai de Ciutadania y Foment de la Informació Crítica (FIC), que en el último momento dió un paso atrás en la organización en protesta por la actitud de la primera edil.


La sala de actos de la biblioteca Tecla Sala acogió ayer por la tarde el único debate de las elecciones municipales del 26 de mayo que se ha celebrado hasta el fecha en L'Hospitalet. Estuvieron presentes los partidos con representación en el Pleno y aquellas candidaturas que cuentan con regidores actuales entre sus miembros. De menor a mayor, estuvieron Ariadna Velando, candidata de la CUP; Emma Núñez, cabeza de lista de Alternativa d'Esquerres (AELH) -formación que en 2015 fue de la mano de la CUP y que ahora presenta un proyecto alternativo-; Jordi Monrós, al frente de Junts per l'Hospitalet, heredera del PDeCAT; Antoni Garcia, líder de ERC; Sonia Esplugas, candidata del PP; Ana González, de L'Hospitalet en Comú; Miguel García, de Ciudadanos, y Francesc J. Belver, número 2 de la lista socialista. No asistieron ni Pedro Alonso, ex del PP y actual alcaldable por Fuerza Ciudadana, ni Rafael Jiménez, regidor y cabeza de lista de Izquierda en Positivo.

La ausencia de Núria Marín marcó profundamente un debate en el que no hubo casi interacción entre los candidatos. Ya fuera por el formato o por no hacerse más daño de la cuenta, los alcaldables, en ocasiones, tuvieron más interlocución con el público presente que con sus contrincantes. Un ejemplo de ello fue Miguel García, que se encaró a algunos de los presentes en más de un momento al reprenderle por pasarse del tiempo establecido por pregunta. "Ya está la claca socialista", criticó García.

Sea como sea, casi todos los candidatos de la oposición comenzaron sus intervenciones afeando la ausencia de Marín, a la que acusaron de "ningunear" a las entidades, impulsoras de este debate. De hecho, una de las organizadoras, FIC, se apartó de la coorganización del evento a última hora en protesta por la actitud de la alcaldesa. "Más allá de la falta de respeto a las entidades, consideramos que aceptar la política de hechos consumados, es decir, aceptar que se haga el debate bajo las condiciones unilaterales del PSC local sin motivo suficiente que lo justifique porque hace cuatro semanas que conocía la fecha y hora del debate, supone aceptar de entrada una posición de desigualdad entre las candidaturas invitadas", lamentan desde FIC en un comunicado.

Buenas palabras hacia las entidades

Una de las tónicas del debate fueron las alabanzas de los candidatos al tejido asociativo de la ciudad. De hecho, en el primer bloque de los cinco en que se dividía el debate y que trataba sobre la colaboración con las entidades del tercer sector, todos los alcaldables y Belver mostraron su voluntad de crear mecanismos de ayuda a las asociaciones en materia burocrática, para así evitar que el papeleo les reste tiempo para llevar a cabo su fin social. Algunos, como el candidato de ERC, habló de crear una "ventanilla única" para las entidades, mientras que el número 2 socialista prometió la creación de una "oficina de atención y apoyo a las entidades", que dará soport administrativo a las mismas.

El bloque 2 versó sobre la transparencia y la participación en la ciudad. Aquí los candidatos propusieron cambios y herramientas para impulsar la participación de los ciudadanos en la gobernanza municipal, como la celebración de consultas y el replanteamiento de los Consejos de Distrito y el Consejo de Ciudad, como pusieron de manifiesto la CUP y AELH. Monrós y Garcia, por su parte, coincidieron en que es necesaria una reforma de estas herramientas de participación, que en palabras de Esplugas son "reuniones informativas del gobierno, unidireccionales". Belver, por su parte, defendió el trabajo del gobierno al que pertenece y aseguró que en los últimos años habían puesto en marcha "muchos" procesos participativos y que han llegado a recibir más de 10.000 propuestas ciudadanas. Además, afirmó que se han hecho suyas las propuestas del Congreso de Entidades de L'Hospitalet, celebrado en noviembre.

En tercer lugar, los candidatos tuvieron que explicar sus propuestas en materia habitacional y de lucha contra el paro. En general, se puso énfasis en los desocupados mayores de 45 años, para los que hay que poner en marcha planes de ocupación específicos y llevar a cabo un "acompañamiento personalizado", según expresó González.

El penúltimo bloque, el cuarto, abordó el urbanismo y el Plan de Desarrollo Urbanístico Granvía-Llobregat. En general, la oposición expresó sus dudas acerca de este plan urbano que pretende soterrar la Gran Vía, impulsar el polo biomédico de Bellvitge y crear el parque más grande de la metrópolis. En este sentido, la oposición exigió que se tuviera en cuenta la opinión contraria al plan de muchos vecinos. Incluso Monrós, tradicionalmente partidario a este PDU, se mostró más cauto. "El PDU es una buena herramienta, siempre que responda a lo que quiera la ciudadanía", dijo el candidato de Junts.

Por último, el bloque 5 constó de preguntas de temáticas variadas, como si es necesario que los medios de comunicación públicos del Ayuntamiento como el Diari de L'Hospitalet renuncie a la publicidad -a lo que los candidatos no dieron respuestas muy claras, más allá de defender la necesidad de contar con unos medios plurales-, su opinión sobre el Distrito Cultural -"humo", para el candidato republicano- o los posibles pactos post electorales, que a tenor de lo que dijeron los alcaldables pinta muy bien para los socialistas, en el caso que éstos no pierdan apoyos el 26 de mayo y consigan movilizar a su electorado. Y es que los independentistas, algunos con más ímpetu que otros, descartaron pactar con los "partidos del 155" y contrarios a las "libertades", mientras que PP y Ciudadanos hicieron lo propio con aquellos que quieren "romper España". Tan solo En Comú abrió mínimamente la puerta a hacer un frente de izquierdas -"no pactaremos con la derecha", remarcó González-, juntamente con AELH, que pese a sumarse a las demandas de las formaciones independentistas no se cierra a conformar un bloque izquierdista.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com