7 de diciembre de 2019, 9:36:59
Cultura

Cartas desde Krypton


Si tus padres y tú tuvieseis superpoderes

Por David Aliaga Muñoz

Podrían ser cualquier familia de La Florida o de Las Cinco Rosas. Salvo por las extraordinarias habilidades que recibieron tras atravesar una extraña tormenta cósmica cuando los enviaron al espacio, claro.


Pero a veces, en las historias de Los 4 Fantásticos, eso es lo de menos.

En 1961, Stan Lee y Jack Kirby presentaban al mundo la cabecera que iniciaría la gran revolución de la industria del cómic. Cuando La Cosa, Mr. Fantástico, la Mujer Invisible y la Antorcha Humana llegaron a las librerías, los tebeos de superhéroes ya existían. Bob Kane y Bill Finger habían creado a Batman en 1939, y varios años antes Jerry Siegel y el dibujante Joe Shuster habían empezado a contar las historias de Superman. Pero si Los 4 Fantásticos supusieron un gran salto adelante es porque, como he dicho, podrían haber sido cualquiera de los lectores de El Llobregat y sus familiares si hubiesen recibido poderes por efecto de la radiación de unos extraños rayos cósmicos, o por la picadura de una araña o…

Stan Lee logró que los lectores se identificasen con los personajes entrelazando problemáticas cotidianas con las clásicas peleas y misiones superheroicas. Además de salvar Manhattan de la amenaza subterránea del Hombre Topo o proteger el planeta de las ambiciones de Galactus, Mr. Fantástico y la Mujer Invisible tenían problemas de pareja, La Cosa y la Antorcha Humana se llevaban como dos hermanos mal avenidos…, que no dudarían en dar la vida el uno por el otro. El fundador de Marvel escribía héroes que se parecían a sus lectores, que cuando se quitaban la capa, tenían las mismas preocupaciones que un estudiante de Brooklyn o de Cornellá. Y desde entonces hasta hoy, algunos de los mejores guionistas del medio (John Byrne, Chris Claremont…) nos han relatado sus viajes por el espacio, sus enfrentamientos con el Dr. Muerte, pero también las discusiones el conflicto identitario de La Cosa, las dificultades de ser padres…

Quien nunca haya leído un cómic de Los 4 Fantásticos, puede comenzar siguiendo el orden cronológico. Sin embargo, es posible que la primera decena de historias escritas le resulten un poco tediosas al lector del siglo XXI. Si uno desea curiosear las aventuras clásicas del cuarteto heroico, quizá pueda saltar hasta El misterio de Alicia, una de las cimas de la etapa Lee-Kirby recientemente reeditada por Panini dentro de su colección de obras recomendadas por autores españoles de Marvel. En esta ocasión es Pasqual Ferry quien nos invita a descubrir “científicos escondidos tras impresionantes portales en una ciudadela secreta, maquinaria exótica e imposible, la sensación de aventura, de lo inesperado. Personajes diferentes al resto de los superhéroes, ¡eran una familia! (…) Ahora mismo, pasado todo ese tiempo desde que fueron publicadas esas páginas, siguen siendo modernas, actuales, mágicas”.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com