17 de septiembre de 2019, 4:21:21
Castelldefels


Maria Miranda sigue como alcaldesa de Castelldefels: la izquierda vuelve a destronar a Reyes

Por Lucas Cañete


La candidata socialista seguirá siendo alcaldesa de Castelldefels, después de repetir el pacto de izquierdas que ya dejó al líder popular sin la alcaldía en 2015.


El Ayuntamiento de Castelldefels seguirá teniendo una alcaldesa socialista. Maria Miranda, líder del PSC de Castelldefels, ha sido investida para la legislatura 2019-2023. Y ha sido gracias al pacto al que llegó ayer con Movem y ERC. Las fuerzas de izquierda han vuelto a pactar para gobernar en Castelldefels y Miranda seguirá en el cargo, además de sumarse a la larga lista de alcaldes socialistas en la comarca. Sin embargo, el protagonista del pleno fue Manu Reyes. El ganador de las tres últimas elecciones municipales celebradas en Castelldefels volvió a sufrir una amarga derrota y tendrá que liderar a la oposición.

En su discurso tras la investidura de Miranda, Reyes criticó con dureza a la nueva coalición. “Había alternativas. Nosotros ofrecimos dialogo, la oportunidad de construir nuevas mayorías”. Con un tono duro y reivindicativo, no dejó pasar la oportunidad de recordar sus buenos resultados electorales, ya que es el candidato que más apoyo ha recibido en Castelldefels desde el año 1979. “En las tres elecciones he ganado. Muy pocas personas pueden decir lo mismo. Hay un claro ganador y todo el mundo lo sabe”. El candidato popular tiene claro su objetivo y seguirá en la política del municipio durante los próximos cuatro años.

Un gobierno amplio y una oposición dividida

La suma de los seis concejales del PSC, los cuatro de Movem de Candela López y los otros cuatro de ERC, suma un gobierno de coalición de 14 de 25 concejales que forman el consistorio. Además, el candidato de ERC, Jordi Maresma, remarcó que el gobierno formado es “de la mayoría y para la mayoría”, y abrió la puerta a Xavier Amate, único concejal de Junts per Castelldefels, para que se sume como aliado del nuevo gobierno de coalición.

Por otro lado, la nueva oposición mostró su falta de unión. Ciudadanos, que cuenta con dos concejales, prefirió votar a su numero uno de la lista, Guillermo Massana, como protesta contra el nuevo gobierno que consideran negativo. El gobierno de Miranda no solo tendrá una oposición reducida, sino que también dividida.

La voluntad de los vecinos

Candela López, candidata de Movem Castelldefels, destacó la fuerza del pacto tripartito, que según ella representa “la voluntad de 27 mil vecinos y vecinas”. “Hoy comenzamos a trazar el futuro de Castelldefels”. A diferencia de la legislatura pasada, Candela no volverá compartir la alcaldía del municipio, después de quedar con cuatro concejales como tercera fuerza, detrás del PP y PSC. “Se puede afirmar que hemos cumplido una parte importante de nuestros objetivos”, agregó, elogiando el trabajo del anterior gobierno.

Marcando líneas

En sus primeras palabras tras ser investida, Maria Miranda respondió a Reyes. “Ninguna de las fuerzas ha obtenido los votos necesarios para conformar una mayoría por si misma”. La socialista dio un discurso en el que, utilizando el catalán y el castellano, insistió en el gran número de ciudadanos al que representa su nuevo gobierno, en el que “cuenta con todos”. “Queremos situar a Castelldefels en el futuro”, concluyó.

Expectación en las calles

Mientras en la sala de plenos del ayuntamiento se votaba a la alcaldesa, fuera los vecinos seguían la retransmisión con una pantalla gigante. Al finalizar el pleno, los concejales salieron a la puerta para hacerse las típicas fotos de partido y la foto conjunta de los 25 concejales.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com