24 de agosto de 2019, 4:32:56
Baix Llobregat


El mandato echa a rodar en el territorio Llobregat

Por Redacción

Los socialistas gobiernan en 17 de los 31 municipios de la comarca, con apoyos que van desde ERC -en Castelldefels-, pasando por los comunes y Ciudadanos, que apuntala los gobiernos en Cervelló, Sant Andreu de la Barca y Sant Vicenç dels Horts.


Los Plenos de investidura de los ayuntamientos de la comarca del sábado dieron el pistoletazo de salida al mandato 2019-2023 con un panorama muy positivo para el PSC, que gobierna en 17 de los 31 municipios del territorio Llobregat. Y en más de la mitad en mayoría absoluta. Es el caso de L'Hospitalet -Núria Marín-, Esplugues -Pilar Díaz-, Sant Joan Despí -Antoni Poveda-, Cornellà -Antonio Balmón-, Sant Boi -Lluïsa Moret-, Viladecans -Carles Ruiz-, Gavà -Raquel Sánchez-, Abrera -Jesús Naharro-, Vallirana -Eva Martínez-, por lo que respecta a ejecutivos en mayoría absoluta. También gobiernan los socialistas en Sant Just Desvern -Josep Perpinyà-, Sant Andreu de la Barca -Enric Llorca, que ha conseguido de nuevo el apoyo de Cs-, Esparreguera -Eduard Rivas-, Sant Esteve Sesrovires -Enric Carbonell-, Castelldefels -María Miranda-, Sant Vicenç dels Horts -Miguel Comino- y Molins de Rei -Xavi Paz-.

Precisamente en estos dos últimos es donde el vuelco ha sido más pronunciado. En el pueblo de Oriol Junqueras gobernarán los socialistas de Miguel Comino con el apoyo de Ciudadanos, con quien llegaron a un acuerdo el viernes por el que los tres regidores naranjas se incoporarán al cartapacio municipal a partir del año que viene. Hasta ese momento, el gobierno vicentino estará formado por los ocho concejales socialistas. Por su parte, en Molins de Rei no pudo completarse el tripartito independentista que reivindicaba ERC por la decisión final de la CUP de permanecer en la oposición. Este movimiento inesperado dio la alcaldía a Xavi Paz, del PSC, la fuerza más votada el 26 de mayo.

Otra alcaldía que escapó en el último momento de las manos de los republicanos fue Sant Esteve Sesrovires, que seguirá gobernada por el socialista Enric Carbonell. ERC anunció poco antes de la investidura un acuerdo con Alternativa Unitària para formar un gobierno que finalmente no fue posible, puesto que los comunes de Entesa, ARASes y Ciutadans dieron apoyo a Carbonell en la investidura. Desde ERC lamentan lo que consideran una "oportunidad perdida" y se preguntan por qué razones los comunes -"eterna muleta del PSC en Sant Esteve", describen los republicanos- y ARA han decidido mantener en el gobierno a "una alcaldía del 155".

Reyes tendrá que seguir esperando en Castelldefels

Las tensiones entre republicanos y socialistas en el norte de la comarca son alianzas en el sur del Delta. Por lo menos en Castelldefels, donde ERC y PSC, junto con Movem, llegaron a un acuerdo tripartito para gobernar la ciudad y dejar al candidato del PP Manuel Reyes, que había ganado con holgura las elecciones, una vez más en la oposición.

Pese a ser la segunda fuerza más votada a nivel comarcal, ERC no ha sabido hacer valer sus apoyos y solo ha conseguido tres alcaldías: Corbera -Montserrat Febrero-, Collbató -Miquel Solà- y El Papiol -Joan Borràs-. Recogerá el testigo a lo largo del mandato, no obstante, en dos más, Sant Feliu -donde su líder, Oriol Bossa, será alcalde el último año en base al acuerdo que han llegado con los comunes- y Santa Coloma de Cervelló -en donde se partirán la alcaldía con Progrés-. En comparación, Junts per Catalunya, que obtuvo menos apoyo que ERC en las municipales a nivel del Baix Llobregat, gobierna en cuatro municipios de manera sólida: Martorell -con la mayoría absoluta de Xavier Fonollosa-, Begues -Mercè Esteve-, Castellví de Rosanes -Adrià Camino, tras el acuerdo al que llegó con el PSC- y Sant Climent -Isidre Sierra-.

Por su parte, los comunes han conseguido retener sus dos grandes alcaldías, El Prat y Sant Feliu, aunque en esta segunda su líder Lidia Muñoz tendrá que ceder el bastón de mando a ERC en el cuarto año de mandato. Por su parte, en El Prat el acuerdo al que han llegado con el PSC permitirá que Lluís Mijoler, que recoge el testigo del histórico Tejedor, presida el consistorio. Los otros tres municipios de la comarca que siguen en manos de los comunes son La Palma -Xavier González-, Olesa -Miquel Riera- y Pallejà -Ascensión Ratia-. Destaca, por último, la retención de la alcaldía por parte de CAT Torrelles, con Ignasi Llorente al frente, tras el acuerdo al que llegaron con Junts.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com