22 de agosto de 2019, 13:59:28
Baix Llobregat


El Baix saca pecho por los frutos de su tierra

Por Redacción

La comarca cuenta con productos estrella que incluso generan rencillas entre ciudades. Las cerezas, el potablava o los espárragos son los grandes manjares del territorio


El Baix Llobregat es una de las regiones más ricas en producción de productos de alta calidad. La Carxofa Prat, los espárragos de Gavà, las cerezas o el Potablava son marcas indiscutibles de nuestra comarca. Tanto, que incluso algunas de estas denominaciones traen consigo pequeñas rencillas entre municipios con mayor producción de estas variedades, como la alcachofa en El Prat y Sant Boi.
¿Alcachofas de El Prat o de Sant Boi?
La famosa alcachofa de El Prat, que es la variedad tudelana que se cultiva en Navarra que con el clima y el tipo de suelo del Delta ha cogido una forma diferente a las de la Comunidad Foral, está en disputa entre El Prat y Sant Boi. La Carxofa Prat se conoce con este nombre dado que la estación pratense era el centro de recogida de los cultivos de esta flor comestible para transportarlos a Barcelona y venderlos. Sin embargo, como ya viene siendo tradición, desde Sant Boi no acaban de estar de acuerdo con esta denominación de origen.
Algunos ilustres samboyanos no han dudado en remarcar que la “alcachofa es de Sant Boi” en las presentaciones de los últimos años de la fiesta de la ‘Carxofada’. Este debate se debe a que Sant Boi es uno de los mayores productores de alcachofas del Parc Agrari, pero no el único. Viladecans, según los últimos datos, ha sido el mayor productor de la comarca, aunque Carles Ruiz, alcalde de la ciudad, dejó claro que “lo importante no es el nombre sino la marca” y que la gente “las identifique con el Parc Agrari”. Podríamos decir que las alcachofas tienen marca Delta, y que el embajador de esta denominación es El Prat.
Las cerezas del Llobregat
Un fruto peculiar el de los cerezos. La producción de cerezas se reduce a pocos meses o semanas al año mientras los agricultores luchan por seguir adelante con el cultivo de estos árboles tan emblemáticos de las montañas y los pies del río Llobregat. Los mayores campos de cerezos del Baix se encuentran en Sant Climent, Torrelles, Santa Coloma y El Papiol, localidades dónde está bien arraigada la fiesta de la cereza en estos meses.
En el Delta conocemos a las cerezas con denominación Sant Climent, especialmente en las ciudades como Viladecans, Castelldefels o Gavà, pero la cosa cambia en el resto del territorio. Sant Boi, por su cercanía a Santa Coloma cuenta con diferente denominación, mientras la capital comarcal, Sant Feliu, lo hace con las de El Papiol. Uno de los mayores productores es Torrelles, y su denominación se expande a las ciudades de la desembocadura del río Llobregat. La denominación de cerezas de Sant Climent no es exclusiva como el de Carxofa Prat, ya que no hay una denominación unificada y las cerezas son del lugar donde se recogen. ¿Podríamos decir que son cerezas del Llobregat?
Vino de cereza: solo en el Baix
Las Bodegas Badell Herrera, en Torrelles, son las únicas que producen vino de cereza. La Masia Can Pi, en un paraje natural digno del Prepirineo catalán, lleva produciendo desde el año 2010 vino a partir de este fruto de la mano de Josep Badell, propietario de las bodegas, aunque no salió al mercado hasta 2016. Un vino con un gusto especial: no sabe a cereza, pero tampoco al tinto al que estamos acostumbrados. Además, en la línea de esta innovación de utilizar la cereza más allá de su venta a granel, también produce licor y vinagre.
La Granja Torres y el potablava
El pollo más conocido entre las ciudades metropolitanas: el Potablava. A diferencia de la alcachofa, nadie pone en duda una cosa: el potablava es de El Prat. De hecho, los pratenses tienen muy arraigado este sentimiento con el que se autodenominan.
La Granja Torres es la única que sacrifica a estos animales para su consumo, al tener ésta la licencia municipal necesaria. Después, productores hay muchos, incluso fuera del término municipal pratense. No obstante, siempre vuelven a El Prat, a la Granja Torres, para después ser vendidos a intermediarios o al público en general, convirtiéndolo en 100% pratense.
Espárragos de Gavà
De los espárragos que se cultivan en el Parc Agrari, especialmente en Gavà del que coge nombre, son hijos de una variedad de Holanda. La diferencia con los holandeses radica en el clima, el suelo y el cultivo que da lugar a una variedad propia. La razón por la que se ha desarrollado en Gavà y algunas rincones en Viladecans, por ejemplo, es por la arena. La planta necesita tierras areniscas y con humedad en el subsuelo, condiciones del terreno que se dan especialmente en esos dos municipios del Delta. III
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com