4 de agosto de 2020, 13:39:52
Xavier Pérez Llorca


Negar la evidencia

Artículo publicado el 14/3/2007 en ABC

Por X. Pérez Llorca

¿A quién le importa la realidad de los hechos? Hoy, la política en este país se fundamenta en la negación de lo evidente. Cada cual tan sólo reconoce como ciertos los hechos favorables; los demás, se ignoran o se niegan.


El penoso asunto del etarra De Juana Chaos es una muestra. El discurso del PP habla de que el Gobierno ha puesto en la calle a un asesino. Y es cierto que este hombre es un asesino confeso y convicto. Pero no es correcto afirmar que el Gobierno lo ha puesto en la calle. El Ejecutivo, en este asunto, ha cumplido la ley que tenemos y lo ha hecho de forma impecable. Otra cosa es que las leyes que le son de aplicación a De Juana Chaos repugnen a los valores morales del ciudadano medio al permitir que un terrorista, responsable de varias muertes, condenado a centenares o miles de años de cárcel, con poco menos de veinte años de pena tenga derecho a la libertad. Esto es algo que el ciudadano medio no entiende, que seguramente es injusto. Pero es nuestra ley. La que nos dimos.

Más razonable que afirmar que el Gobierno ha puesto en la calle a De Juana Chaos, me parece que sería lamentar el hecho, pero identificar el origen del problema: este señor resulta que legalmente ha cumplido su pena por los asesinatos cometidos. Si lo dicho resulta incomprensible para la sociedad, la conclusión lógica sería ajustar las normas penales al sentimiento de justicia de nuestra sociedad.

Tenemos unas leyes penales muy alejadas del concepto popular de justicia; no sé si muy alejadas por avanzadas o por anticuadas. Pero alguien le tendría que explicar a la sociedad que esto es lo que hay y si no nos parece razonable, cambiarlo.

Por otro lado, el Partido Popular convocó el pasado fin se semana en Madrid a una multitud incontable, en contra de la política del gobierno. Es un hecho. ¿Que no por ello Zapatero ha de convocar elecciones anticipadas? Cierto. Pero no es razonable que la respuesta socialista sea negar la importancia del número de asistentes. Como tampoco es razonable el proceder de muchos periodistas que ante las movilizaciones de la izquierda nos describen ciudadanos movidos por el aire fresco que revitaliza la democracia y cuando narran las manifestaciones de la derecha, tan sólo ven a extremistas que pretenden crispar la vida política.

Unos y otros se han empeñado en negar la realidad. Están recuperando la memoria histórica. Están recuperando nuestra peor memoria histórica. Aquella que lamentó Machado: Españolito que vienes al mundo, te guarde Dios. Una de las dos Españas ha de helarte el corazón.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com