19 de octubre de 2019, 9:08:20
Economia


La B-40 Abrera-Terrassa o la variante de Vallirana entre las infraestructuras con déficit de inversión en el Baix Llobregat

Por Redacción

Foment del Treball pide 10.000 millones de euros hasta 2023 de inversión en infraestructuras, más 5.000 millones extra al año


Las infraestructuras inacabadas de la comarca, a debate. Foment del Treball, encabezado por Josep Sánchez Llibre, realiza una petición a las diferentes administraciones (estatal, autonómica y local) para priorizar las infraestructuras más estratégicas que deberían ejecutarse antes de 2023. Según la organización, deberían invertirse 10.000 millones de euros hasta 2013 junto a 5.000 adicionales al año en infraestructuras en Cataluña para paliar el déficit autonómico. Entre las infraestructuras del Baix Llobregat consideradas de urgencia se encuentran la B-40 Abrera-Terrassa o la variante de Vallirana.

Además, Foment ha valorado el déficit inversor en infraestructuras en Cataluña en los últimos diez años en alrededor de 28.000 millones de euros. Según explica la organización en un comunicado, las infraestructuras más estratégicas para la competitividad de la economía catalana y, por tanto, la española, avanzan a un ritmo muy lento y en algunos casos, están paradas. Por ello, Foment ha propuesto un pacto de las fuerzas políticas y el mundo institucional económico de Cataluña para impulsar la inversión.

Infraestructuras estratégicas del Baix

Para revertir esta tendencia, Foment ha puesto en la lupa algunas infraestructuras esenciales para nuestra comarca que, en muchos casos, han sido paralizadas o directamente abandonadas. Esto, si se finalizaran muchas de estas obras, incrementaría la rentabilidad económica, social y ambiental de nuestro territorio.

Entre las principales acciones que desde hace años muestran déficit de inversión y Foment ha propuesto que se concluyan se encuentran la ya conocida variante de Vallirana o la “Ronda del Vallès”, que uniría el municipio baixllobregatense de Abrera con Terrassa. En infraestructuras viarias finalizar la conexión entre la AP-7 y la A-2 entre Castellbisbal y Sant Andreu de la Barca , así como la recuperación del proyecto del “nudo del Llobregat” con la conexión entre la A-2 y la C-32.

También se pone el foco en Rodalies de Catalunya con la lanzadera del Aeropuerto de El Prat (actualmente en obras) y el desdoblamiento de líneas con algunas actuaciones en la R3, que debería ser el primer paso para el tan anhelado Metro del Delta. En el tema ferroviario deberían crearse nuevos accesos al puerto, la finalización y mejora del subtramo Castellbisbal-Martorell.

Por último, entre la larga cola de infraestructuras que necesitan retomarse o finalizarse se encuentra una novedad: la terminal satélite del Aeropuerto de El Prat, que actualmente se encuentra en fase de proyecto. Según los datos disponibles y la valoración de Foment del Treball, se estima que dichas infraestructuras del Baix Llobregat podrían estar terminadas en el año 2022. Tan solo se necesita una cosa: impulso político y presupuestario para finalizarlas.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com