7 de diciembre de 2019, 0:06:17
Castelldefels


Condenan a Uralita a indemnizar a la familia de un trabajador fallecido por exposición al amianto

Por Redacción

Un trabajador de Rocalla en Castelldefels murió de cáncer de esófago por exposición al amianto, el juzgado social 28 de Barcelona ha condenado ahora a la empresa a indemnizar a su viuda y nueve hijos con más de 330.000 euros


Siguen los casos de muertes por amianto. Un trabajador de la antigua fábrica Rocalla de Castelldefels murió por cáncer de esófago tras la exposición continuada al amianto. Ahora, el juzgado social 28 de Barcelona ha dado la razón a su viuda e hijos y ha condenado a Uralita –empresa que absorbió Rocalla- a indemnizarles con más de 330.000 euros.

La sentencia es la primera que impone la obligación a la empresa Uralita de indemnizar por los daños causados por el amianto en relación con un cáncer de esófago. La resolución pone sobre la mesa la responsabilidad contractual de la empresa a favor de la viuda y sus hijos, en materia de prevención de riesgos, atendiendo al hecho que Uralita hizo caso omiso a sus obligaciones frente a la salud de los trabajadores derivados de la normativa existente desde, al menos, el año 1940. Cuando se realizó la primera legislación de prevención frente a los riesgos derivados de la exposición al amianto.

La indemnización será de 115.000 euros para la viuda y entre 20.000 y 50.000 euros para cada uno de los nueve hijos del matrimonio. Previo a esta condena, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) estableció que el origen del cáncer de esófago que padecía el trabajador se encontraba en la exposición continuada al amianto en su lugar de trabajo. Esto supuso una resolución pionera dado que esta patología no figuraba en el baremo de clasificación de las enfermedades causadas por el amianto, a diferencia del cáncer de pulmón, por ejemplo.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com