2 de abril de 2020, 18:24:43
Cornellà


Cornellà y una protectora suman esfuerzos para salvar a los patos de Can Mercader

Por Redacción

La entidad APAECATALUNYA ha puesto en marcha un proyecto que pretende proteger el hábitat de estos animales en el parque y concienciar a los visitantes sobre conductas nocivas.


La iniciativa es similar a las que se ponen en marcha desde hace años con las colonias de gatos, con la voluntad de mejorar las condiciones de vida y de salud de los patos que habitan en Can Mercader, el parque urbano más grande de Cornellà. Además, este plan tiene una vertiente dedicada a explicar a los ciudadanos qué no deben hacer con los patos. Un ejemplo de ello es algo que, a priori, parece inofensivo, pero que según destacan desde APAECATALUNYA, puede ser muy nocivo para los patos. "La gente sigue viendo como una actividad de ocio echar pan a los animales que están nadando tranquilamente, sin saber que lo que están haciendo es perjudicar gravemente la salud de las aves", explica Tere Rodríguez, directora de la organización ambientalista.

Todo comenzó a finales del año pasado, cuando esta asociación que trabaja también con animales exóticos trazó un plan para mejorar la vida de los patos que viven en los parques urbanos de toda Cataluña. Ante las quejas que recibía el Ayuntamiento por el estado de estos animales en Can Mercader -y por la suciedad que aqueja a este rincón de la ciudad-, éste se interesó por la iniciativa y, desde junio una nueva vida aguarda a los 16 habitantes del parque cornellanense.

Los patos ya han pasado por las manos del veterinario Xavi Valls, de la clínica Exotics Balmes. De los 16 patos adultos del parque, 12 ya están nadando en el mismo y cuatro más están en fase de recuperación en las instalaciones de la protectora, por las heridas al ser perseguidos por humanos u otros achaques. Dos de ellos volverán pronto a Can Mercader, informa la entidad, mientras que otros dos serán adoptados debido a su delicado estado de salud. Por otro lado, uno de los patos cornellanenses tuvo crías durante su estancia en la protectora, que les buscará un nuevo hogar para evitar la sobrepoblación en el parque, que puede afectar a la comunidad de patos que allí vive.

Además, está previsto colocar plafones informativos para que los usuarios del parque comprendan que una parte importante del éxito de esta empresa son las buenas praxis ciudadanas. "No echar pan ni productos alimenticios industriales al agua y no perseguir a los patos", avisa Rodríguez. De hecho, unos voluntarios pasearán por el parque para informar a los ciudadanos y hacerles ver que la salud de los patos de Can Mercader es cosa de todos.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com