15 de septiembre de 2019, 8:43:35
Castelldefels


La Ipanema del Baix Llobregat

Por Carlos Manzano

Castelldefels ha registrado casi un 90% de ocupación hotelera este verano. La ciudad se consolida como punta de lanza turística, apuntalada por el visitante extranjero.


Castelldefels se erige como la capital turística del Baix Llobregat con un 89% de ocupación hotelera en el mes de julio y buenas perspectivas para agosto, a la espera de las cifras oficiales de este último mes. La ciudad costera del Delta mantiene los buenos resultados en turismo durante la temporada estival, a pesar de haber disminuido los visitantes procedentes del resto de España. En este punto, el turismo madrileño ha sido el más afectado, con datos decrecientes respecto a los últimos años. Sin embargo, las pernoctaciones extranjeras han aumentado con las tradicionales vacaciones de los franceses en Castelldefels y un curioso incremento del turismo británico, ante el jaque europeo del Brexit.

“Tenemos un turismo familiar y deportivo que es la referencia del Baix Llobregat e incluso mucha gente de la comarca viene aquí a cenar o a la playa”, destaca la regidora de Promoción Económica, Hostelería y Turismo de Castelldefels, Eva López. De hecho, este “turismo de calidad” por el que apuestan gran parte de los municipios de la comarca tiene un doble fondo en Castelldefels: es el motor económico de la ciudad, pero a la vez uno de los principales problemas entre sus vecinos y vecinas. “Tenemos que encontrar ese equilibro entre los vecinos y el turismo”, asevera López en referencia a la ciudad que más visitantes ha recibido del Delta durante este verano.

Los comerciantes pasan a hablar inglés
En lo que respecta a la hostelería, los comerciantes locales han notado una bajada del turismo nacional, concretamente de los clientes procedentes de Madrid, hecho que contrasta con los últimos años en los que visitantes de la capital española habían ido acercándose al gran alud de visitantes catalanes en su ciudad. Los heladeros, restauradores y vendedores de suvenires han tenido que adaptarse este año y aprender o mejorar su inglés, ante la creciente demanda británica en un territorio donde siempre ha imperado el turismo francés.

Franceses, ingleses y alemanes buscan en Castelldefels unas vacaciones diferentes a las de Magaluf, en Mallorca. Las cenas, ventas de helados y toallas o material para la playa han sido, según explica el comercio local, adquiridas en casi tres cuartas partes por extranjeros con familias o jóvenes. Sin embargo, no toda la temporada de verano ha sido buena para el comercio de las playas de Castelldefels. Tras los vertidos residuales provocados por las fuertes lluvias mediados de agosto y la posterior rotura de una tubería de Gavà [ver páginas 32 y 33], en la playa de La Pineda ondeó durante una semana la bandera roja. Esto hizo que que ningún bañista accediera a sus aguas ni tampoco a los chiringuitos y locales frente a la costa. Un error ocasionado por la mala canalización que costó una semana de parón comercial en temporada alta.

Castelldefels a la cabeza de los pisos turísticos
Castelldefels también lidera el ránquing de pisos turísticos. El Baix Llobregat cuenta con un total de 767 pisos turísticos registrados a julio de 2019, de los que 348 están en Castelldefels.

Pero la playa sigue siendo el gran atractivo de Castelldefels. Más allá de los pisos turísticos de la ciudad, 20 apartamentos con un total de 876 plazas se extienden por la costa del municipio como alternativa a los pisos turísticos y a los hostales y hoteles. El turismo sigue siendo el motor en Castelldefels y ante la bajada de pernoctaciones en algunos lugares de la comarca y de Cataluña, la ciudad costera por excelencia del Delta sigue aumentando su número de visitantes y pernoctaciones este verano.

El turismo francés e inglés sustituye al madrileño

Los buenos datos de ocupación muestran que el turismo en Castelldefels se mantiene en la línea creciente de los últimos años. Respecto a las pernoctaciones en hoteles y apartamentos, el turismo internacional con un 62,84%, supera con creces al nacional, que ha sido del 37,16%.

Los madrileños, que suponían el principal mercado español emisor de visitantes en la ciudad, han bajado a un 6,39%. Eva López, regidora de Promoción Económica, Fomento del Empleo, Hostelería y Turismo de Castelldefels, remarca a esta publicación que la apreciación de los comerciantes con los que han hablado es que “los clientes procedentes de Madrid han bajado y este año han visto a muchos más ingleses y alemanes comprando en sus tiendas”. De hecho, como ya es habitual en la ciudad, los franceses siguen encabezando el ránking de ocupación hotelera (12,73%), seguidos por los británicos (10,28%). Pese a esta subida del visitante internacional, López asegura que Castelldefels “sigue siendo una destinación familiar y deportiva con un turismo tranquilo y sano”, y pone de ejemplo las actividades complementarias más allá de la playa, como el cine al aire libre, en el que, según López, se han llegado a reunir hasta 400 personas.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com