15 de septiembre de 2019, 7:39:14
Política


El Baix y L’Hospitalet sacan pecho en las administraciones de segundo nivel

Por Redacción

La comarca hace valer su peso y consigue importantes cuotas de poder en la Diputación y el Área Metropolitana de Barcelona. El PSC seguirá rigiendo el Consell Comarcal en base a un pacto con comunes y Junts, reviviendo a la sociovergencia tras años de ‘procés’.


La comarca marca perfil en las administraciones de segundo nivel. Dejando a un lado el Consell Comarcal, el Baix Llobregat y L’Hospitalet contarán con amplia representación y cuotas de poder en la Diputación y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Para empezar, la alcaldesa socialista de L’Hospitalet Nuria Marín dirigirá la Diputación los próximos cuatro años, tras el acuerdo al que llegó con Junts per Catalunya y que dejó en la estacada a ERC, que contaba con los mismos representantes en el ente provincial que el PSC. De esta manera, un alcalde de la segunda ciudad de Cataluña volverá a presidir la Diputación, tras el paso por la misma de Celestino Corbacho, a la postre predecesor también de Marín en el cargo de primer edil de L’Hospitalet. Carreras políticas paralelas que, de momento, se diferencian por el salto de Corbacho a Ciudadanos y por un ministerio en el Gobierno.

No solo está representado el territorio en la presidencia del ente provincial, sino que las principales áreas de su gobierno están controladas por alcaldes del Baix Llobregat. En este sentido, Esplugues, Sant Boi, Viladecans y Sant Andreu de la Barca aglutinan el poder en la Diputación. Pilar Díaz, alcaldesa de Esplugues, es diputada adjunta a la Presidencia, mano derecha de Marín, y delegada de Relaciones Internacionales; Carles Ruiz, el alcalde de Viladecans, gestiona la cartera de Recursos Humanos, Hacienda y Servicios Internos, uno de los departamentos con más presupuesto. Lluïsa Moret, alcaldesa de Sant Boi, se encarga de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar, mientras que Enric Llorca, alcalde de Sant Andreu de la Barca, recoge el testigo en Salud Pública y Consumo.

Por su parte, en el AMB, que sigue presidida por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau -en pleno debate sobre la necesidad o no de que siempre sea el primer edil de la capital quien dirija el ente-, el alcalde de Cornellà, Antonio Balmón, vuelve a coger los mandos de la vicepresidencia ejecutiva. El líder del PSC en la comarca y alcalde de Sant Joan Despí, Antoni Poveda, sigue siendo vicepresidente de Movilidad, Transporte y Sostenibilidad, mientras que cuatro alcaldes más del Baix Llobregat son vicepresidentes sin área de gestión específica. Se trata de Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavà; Lluís Mijoler, de El Prat; Joan Borràs, de El Papiol, e Isidre Sierra, de Sant Climent.

Por último, el PSC continúa gobernando el Consell Comarcal, esta vez con Eva Martínez, la alcaldesa de las mayorías absolutas de Vallirana, como presidenta, tras llegar a un acuerdo con Junts y los comunes, relegando aquí también a ERC.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com