15 de septiembre de 2019, 7:52:52
Esplugues


‘Redención’ o el futuro que nos espera

Por Francisco J. Rodríguez

Fernando Gamboa, escritor afincado en Esplugues, acaba de publicar nuevo libro, una novela policíaca que mezcla intriga, política y una aguda crítica ambientalista.


Temperaturas de hasta 45 grados, vecinos con mascarilla para evitar respirar el polvo que cubre coches, parques y la propia ropa, playas inexistentes, taxis sin conductor y una avalancha de refugiados que huyen de las fauces de la guerra amontonados a las puertas de la metrópolis, donde antes hubo campos de cultivo. Ah, y en la antesala de un ‘trifachito’ en la Moncloa. Este es el panorama distópico que nos plantea Fernando Gamboa en su nueva novela, Redención, ambientada en una futurible, más que futurista, Barcelona.
El escritor, afincado en Esplugues, se une a la cada vez más importante lista de autores que no solo son del Baix Llobregat, sino que usan la comarca como uno de sus escenarios principales. En este Redención, el Baix acoge un macro campo de refugiados en los terrenos que anteriormente -en nuestro presente- formaron parte del Parc Agrari. Sin embargo, es la capital catalana el auténtico escenario de esta aventura que mezcla lo mejor del thriller, la novela policíaca y la conspiración al más puro estilo 24 con Kiefer Sutherland. Aquí, sin embargo, su protagonista es la agente del cuerpo unificado de policía Núria Badal, una heroína femenina a caballo entre la decidida Soshanna Dreyfus de Malditos Bastardos y las habilidades de V de Vendetta. “¿Por qué una mujer no puede ser quien reparta ostias como panes?”, expresa franco Gamboa en una conversación con El Llobregat. El autor celebra que se normalice el papel de la mujer y su presencia en determinados ámbitos. En este caso, el de las heroínas que están dispuestas a llegar hasta el final para dar estiba a los malos. Una protagonista creada a imagen y semejanza de la pareja de Gamboa en 2012, Nuria Badal, fallecida ese mismo año. Desde ese momento, Gamboa tuvo claro que devolvería a la vida a Nuria, una policía que en la novela lucha por redimirse de su pasado, así como el escritor espluguense.
Escritor... y aventurero
La carrera de Gamboa como escritor arranca en 2007 con la publicación de La última cripta, la primera novela de una trilogía que está en vías de culminar. La editorial El Andén, a la que la crisis se llevó por delante, apostó por Gamboa, que en poco tiempo pasó a tratar de tú a tú con escritores como Gómez Jurado, Javier Sierra o Vázquez Figueroa, que habían sido también contratados por dicha editorial. La última cripta, una novela de aventuras que, en un principio, recuerda Gamboa, fue escrita para no volverse “loco” tras una lesión de espalda que le dejó postrado durante algún tiempo, dio paso a una prometedora carrera como escritor.
Una faceta, la de escribir, que bebe de la de aventurero. Auténtico culo inquieto, Gamboa es de los que tradicionalmente compraba un billete de ida y viajaba compulsivamente por el mundo buscando lugares auténticos y alejados del bullicio turístico. De las experiencias de estos viajes, que darían para otro reportaje y entre las que hay una huída in extremis en un coche sin puertas de dos bandas en Guayaquil que querían matarle para robarle, hasta un policía guineano que le amenazó con un arma porque estaba seguro que era un etarra que había ido a asesinar al dictador Obiang, Gamboa consigue construir escenas trepidantes, de esas que te hacen agarrar con fuerza el libro y te dejan una sonrisa al ver cómo los protagonistas salvan el pescuezo in extremis. “Si tu historia no te emociona, si no te acelera las pulsaciones, es que no es la correcta”, remarca. “Y mi objetivo es que el lector disfrute”. Y que se vaya a dormir a las tantas, añadiríamos, ávido de saber qué pasará en la siguiente página.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com