13 de noviembre de 2019, 0:43:27
Política


La Diputación pide la amnistía de los condenados por el 1 de octubre

Por Redacción

Los votos contrarios de PSC y PP a la propuesta de sus socios de Junts en el gobierno y de ERC no impiden que el Pleno del ente provincial condene la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes independentistas del 'procés'. Cs se ha ausentado de la sesión, mientras que comunes y Tot per Terrassa se han abstenido.


La presidenta socialista de la Diputación y alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, ha asegurado tras la celebración del Pleno provincial que el ente que dirige "no hará nada que sea contrario a la ley", tras la aprobación de una propuesta de sus socios de Junts per Catalunya y de ERC que pide la amnistía de los condenados por el 'procés' y condena el fallo del Supremo.

PSC y PP han votado en contra de la moción de los independentistas, que señala el compromiso de la Diputación con el derecho de autodeterminación y reafirma el "carácter pacífico y no violento" del secesionismo catalán, pero no ha sido suficientes para evitar la aprobación de dicha propuesta, ya que tanto los comunes como Tot per Terrassa se han abstenido. Jonatan Fornés, portavoz de En Comú Guanyem, ha argumentado la abstención de su grupo en base a varios desacuerdos con algunos puntos de la moción, como el que hace referencia a la asamblea de cargos electos que impulsa el independentismo -que tomaría el control llegado el caso, sostienen, para garantizar la defensa de las instituciones catalanas y la independencia-. "No sabemos exactamente qué es ni en qué bases se sostendrá", ha cuestionado Fornés, que además ha puesto un pero al punto de la propuesta que pide la amnistía para los condenados. "Nosotros hacemos una visión más amplia, porque lo que nos interesa es que estas personas", en referencia a los presos independentistas, "puedan salir de prisión cuanto antes".

Daniel Gracia, portavoz del PP, ha pedido a Marín que "rompa el acuerdo de gobierno con quien no rechaza la violencia con rotundidad", en referencia a Junts per Catalunya. Por su parte, Ciudadanos ya avisó ayer que no asistiría a este Pleno extraordinario alegando que la materia a tratar, la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del 'procés', "excede las competencias de una institución que representa al conjunto de la ciudadanía". La presencia o no de los naranjas en la sesión, no obstante, no hubiera alterado la votación, puesto que Junts y ERC alcanzan los 23 votos, ante los 22 de PSC, PP y Cs -en el caso que hubieran asistido los de Albert Rivera al Pleno y votado en contra-, debido a la abstención de los comunes y Tot per Terrassa.

Neus Munté, portavoz de los neoconvergentes, ha criticado la ausencia de Cs y ha añadido que la sentencia del Supremo es "un precedente peligroso". Por su parte, Dionís Guiteras, de ERC, ha avisado que a partir de ahora "toda concentración en cualquier ámbito puede ser condenada por sedición" y que es necesario combatir la "injusticia" de manera "democrática".

Con esta nueva luz verde a una moción de carácter soberanista le crecen los enanos a Nuria Marín en la institución provincial, donde ya le han aprobado otra propuesta para retornar el lazo amarillo gigante a la fachada de la institución; reposición o no que está a la espera de un informe técnico que no se espera que esté listo hasta pasadas las elecciones generales del 10 de noviembre. Por su parte, la presidenta Marín, tras la celebración del Pleno, ha hecho una declaración oficial para condenar los altercados vividos en Barcelona en los últimos días. "La sociedad catalana necesita salidas pacíficas, consensuadas, mayoritarias e integradoras", y ha avisado que la solución a la crisis política en la que está sumida el país "no llegará si se entra en el callejón sin salida de la violencia", a la que considera que hay que rechazar con contundencia. "No rechazarla explícitamente es una manera de normalizarla", ha asegurado.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com