17 de noviembre de 2019, 16:09:21
Vallirana


Satisfacción en Vallirana por la apertura de la variante: "La gente no se lo cree"

Por Redacción

Después de tres décadas de reivindicaciones, ayer al mediodía abrió el esperado tramo que permitirá liberar de tráfico el centro del municipio.


Sacaron los conos y dieron paso a los vehículos. Con este simple gesto, los técnicos de la Demarcación de Carreteras pusieron ayer punto y final a tres décadas de reivindicaciones y a 15 años de espera de las obras de la variante de Vallirana, que vivió ayer su primera jornada en funcionamiento. "La gente no se lo creía", describe a El Llobregat Fernando Guerrero, miembro de la comisión de la variante, formada por vecinos, entidades y Ayuntamiento que ha luchado estos años por la finalización de una de las infraestructuras que más ha costado finalizar en el Baix Llobregat. "Ha sido rocambolesco", asegura Guerrero, que no esconde su felicidad por ver completada una obra que comportará beneficios para Vallirana. "Hoy es un día especial para mí", reconoce.

El flamante vial permitirá desviar el tráfico del centro del pueblo. Y es que, según los cálculos, cada día pasaban por el centro del municipio cerca de 4.000 vehículos, entre coches y camiones, que perjudicaban la calidad de vida de los vecinos y suponían un riesgo. "Otorgará a la ciudadanía una mejor calidad de vida, más seguridad, menos ruidos y menos polución", destacan desde el consistorio. La obra, por otro lado, significa un avance en la conectividad no solo del municipio, sino también de la comarca. Es tal la importancia del acontecimiento que Guerrero muestra cierta sensación agridulce por el hecho de que no se haya llevado a cabo un acto de celebración oficial de la apertura, al coincidir con la campaña electoral del 10-N. "Hubiera estado bien", afirma este vecino, que un día hace décadas, al sufrir día tras días atascos en la nacional, se bajó del coche y acudió a las administraciones para quejarse. "Lo más difícil que hemos tenido ha sido convencer a los políticos", reconoce, aunque la "perseverancia" de la comisión ha permitido que, finalmente, la obra llegue a buen puerto. Unos vecinos que habían amenazado con emprender cortes de carretera en el caso de no haberse abierto la variante antes del 15 de noviembre.

Una infraestructura moderna

La inversión total realizada ha sido de 176 millones de euros, entre el presupuesto de las obras que ha ascendido a 167,39 millones y el importe de expropiaciones o asistencias técnicas del proyecto y las obras. Respecto a las características técnicas, cabe destacar que el enlace de Cervelló consiste en una glorieta elevada sobre el tronco con cuatro ramales directos, de los cuales los dos del lado Tarragona se han ejecutado en estas obras, además de un ramal de conexión con las urbanizaciones de Santa Rosa y La Solana sobre la riera de Cervelló.

La sección de la autovía consta de dos calzadas con dos carriles de 3,5 metros y arcenes exteriores de 2,5 metros interiores de uno con una mediana mínima de 2 metros. La longitud total del tramo es de 2.990 metros, la mitad de los cuales discurren a través del nuevo Túnel de Vallirana, que se compone de dos tubos, uno para cada sentido de circulación, de aproximadamente 1.450 metros de longitud cada uno, situados bajo una zona residencial del municipio y que han supuesto la parte más importante de las obras. El túnel cuenta con lector de placas de mercancías peligrosas -y saber así qué entra en el túnel-, detectores de temperatura, dispersores de humo en caso de incendio, sensores que detectan personas o alarmas para avisar si alguien va en contra dirección, entre otras innovaciones. Toda esta conjunción tecnológica se controlará desde un centro externo al túnel.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elllobregat.com