28 de febrero de 2020, 22:37:51
Baix Llobregat


Sube la renta metropolitana, aunque una de cada cinco personas está en riesgo de pobreza

Por Redacción

Las conclusiones de la estadística metropolitana sobre condiciones de vida del período 2017-2018 arroja más datos preocupantes, como que una de cada tres familias no tiene capacidad para hacer frente a gastos imprevistos o de permitirse irse de vacaciones al menos una semana.


La renta media metropolitana ha subido durante el período 2017-2018 un 3% con respecto al de 2016-2017. En concreto, ha pasado de 33.251 a 34.292 euros. Este aumento ha sido similar tanto en Barcelona como en su área metropolitana, mientras que los niveles de desigualdad en la distribución de la renta muestran variaciones mínimas.

Sin embargo, uno de cada cinco habitantes de la metrópolis vive en riesgo de pobreza -un 21,3%, lo que representa 683.800 personas-. Se trata de un porcentaje similar al del período 2016-2017, cuando fue del 20,8%. De hecho, este índice no ha variado de manera considerable en los últimos años.

¿Y qué se entiende por ciudadano en riesgo de pobreza? Según el criterio de Eurostat, el umbral se fija en el 60% de la media de los ingresos equivalentes de la población. En este sentido, en los años 2017 y 2018 este límite se fija en los hogares unipersonales en 10.789 euros anuales, mientras que en los que hay dos adultos y un niño, en 22.658 euros al año de ingresos.

La estadística metropolitana sobre condiciones de vida, elaborada por el Instituto de estudios regionales y metropolitanos de Barcelona (IERMB), también dedica un apartado a las llamadas carencias materiales, que contemplan situaciones diversas como no poder hacer frente a un gasto inesperado o haber tenido que retrasar el pago de recibos. En este sentido, una de cada tres familias no podría hacer frente a un desembolso importante sobrevenido -un 30,3%, menos que en 2016-2017, cuando fue del 36%-, mientras que el 10,5% reconoce haber tenido que retrasar el pago de alguna tasa o el alquiler.

También se ocupa el estudio sobre la situación de miles de familias en alquiler. En concreto, señala que más de un tercio de las familias que están de alquiler destinan más de 40% de sus ingresos a costes asociados con la vivienda. Es un dato preocupante, pero inferior al del período 2016-2017, cuando fue un 2% superior -del 37% al 35%-. De hecho, la llamada sobre carga de gastos de vivienda afecta más a los jóvenes de entre 16 y 34 años, sobre todo si residen en la primera corona metropolitana o en la misma ciudad de Barcelona -el 25% en este último caso-.

La renta de los más ricos es cinco veces superior a la de los más pobres

Coincide la publicación de este estudio metropolitano con otro de la Fundació Catalunya Europa, en el que se alerta sobre las desigualdades en el área metropolitana. Entre otras, destaca que el 20% de la población más rica de la metrópolis quintuplica la renta del 20% más pobre. No obstante, se trata de una diferencia menor que en el resto de Cataluña, donde los ricos ingresan 5,5 veces más que los pobres.

Por otro lado, el informe indica que el gasto público medio de los municipios del área metropolitana es de 1.267 euros por habitante y por año. Sin embargo, dos tercios de las ciudades metropolitanas no llegan ni a 1.000 euros, entre los que encontramos a Sant Andreu de la Barca, que, según el estudio, dedica menos de 800 euros al año. En el otro extremo encontramos a Sant Just Desvern, que cuenta con un gasto público de más de 1.400 euros al año por habitante. Esto es una constante en los municipios con el PIB por cápita más elevado, además.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com