28 de febrero de 2020, 23:52:39
Baix Llobregat


Afectaciones de la borrasca Gloria en la comarca

Por Redacción

El temporal deja un reguero de árboles caídos, carreteras cortadas y miles de vecinos sin luz que han ido recuperando el suministro en las últimas horas. Esta mañana han encontrado al vecino de 82 años de Begues que ayer por la tarde se perdió. Se espera un empeoramiento de la situación a partir de esta tarde.


La borrasca Gloria está dejando a su paso un rastro de carreteras cortadas, árboles caídos y playas inundadas. A partir de esta mañana se han vuelto a abrir a la circulación algunas de las carreteras que ayer fueron bloqueadas por la caída de árboles, mientras que poco a poco los miles de vecinos afectados por los cortes de luz van recuperando la normalidad. Hoy el viento ha aflojado y se espera que mañana se vaya recuperando la normalidad y amainen las lluvias, que han hecho aumentar el caudal de los ríos. De hecho, Sant Boi amanecía hoy con la estampa de un Llobregat que ha anegado sus riberas y el parque fluvial que se extiende a su alrededor, por lo que no es seguro acercarse a estas zonas. Las autoridades también piden extremar las precacuciones y evitar los desplazamientos en coche si no son estrictamente necesarios.

Pero no todo son malas noticias, puesto que esta mañana se ha localizado sano y salvo al vecino de 82 años de Begues que ayer por la tarde salió a dar un paseo y se le perdió la pista. Desde el Ayuntamiento de Begues informan que P.G. ha sido localizado en una zona cercana a Can Rigol, desorientado y con las consecuencias de haber pasado una noche al raso, por lo que está siendo asistido por los servicios médicos.

Dos días de alerta

Ensenyament ha informado que hoy han tenido que suspender las clases en tres centros de la comarca: el instituto Josep Lluís Sert, de Castelldefels; la escuela Montserrat de Cornellà -por segundo día consecutivo- y el instituto Severo Ochoa de Esplugues, que han afectado a 850 alumnos. Dos escuelas de la comarca tuvieron que suspender ayer sus clases hoy a causa de las fuertes rachas de viento y las precipitaciones. Se trata del colegio Busquets i Punset de L'Hospitalet, con 450 alumnos, de donde el lunes cayó una placa metálica de la fachada, suceso que obligó a suspender las clases. Además, la escuela Montserrat de Cornellà, con 150 escolares, tuvo que cerrar sus puertas por una incidencia en el tejado, provocada por el viento huracanado. Ensenyament informó que la escuela Ramon Lluch de El Prat -225 alumnos- tampoco pudo hacer clases, mientras que mantuvo cerrada la escuela Guinovart de Castelldefels.

Ante esta situación, los ayuntamientos de la comarca han activado la alerta de Protección Civil por lluvias y viento, lo que implica el cierre de los accesos a los parques y zonas verdes -se han contabilizado hasta una treintena de árboles caídos en parques del Baix Llobregat, informa el AMB-, la suspensión de actividades al aire libre y una serie de recomendaciones y consejos de auto protección contra el viento, como por ejemplo cerrar las ventanas y bajar completamente las persianas o recoger toldos para evitar que salgan volando. Además, las autoridades alertan del peligro que comporta acercarse a la línea de mar, por el riesgo de oleaje.

Árboles y postes caídos

No obstante, y pese a las precauciones, los efectos de las rachas huracanadas han dejado un rastro de caos en el Baix Llobregat. En especial en la zona costera y del Delta, donde el temporal ha dejado estampas de árboles y toldos caídos e incidencias en fachadas. Los fuertes vientos, además, han provocado la caida del poste publicitario del McDonald's de Sant Boi. En la zona centro, con más masa boscosa, las caídas de árboles han obligado a cortar carreteras. La fuerza del viento incluso ha podido con cipreses centenarios de una zona verde de Torrelles, uno de los cuales, de unos 15 metros de altura, ha caído sobre las viviendas cercanas. El alcalde Ignasi Llorente ha informado que va a encargar un estudio para ver qué hacer con estos centenarios árboles de Can Sostres, algunos de los cuales presentan un mal estado y amenazan con derrumbarse también.

En Castelldefels la policía local tuvo que cortar la circulación de vehículos en varias calles, aunque hoy está pudiendo restablecer la circulación en muchas de ellas. En esta ciudad hay 250 abonados que se han quedado sin luz. En el mismo término municipal, en los terrenos de la Politécnica, la situación es también complicada, con mucha masa boscosa derribada y esparcida por el viento. Precisamente el Ayuntamiento de esta localidad ha decidido cerrar todos los equipamientos municipales esta tarde, ante el aviso de un empeoramiento de la situación y fuertes lluvias a partir de las dos de la tarde.

En esta misma localidad los Bombers de la Generalitat y la policía local han tenido que llevar a cabo el rescate de un matrimonio de ancianos en balsa, puesto que su domicilio estaba incomunicado por las inundaciones, informan desde el cuerpo castelldefelense.

Grave afectación en las playas

Desde el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) informan que el temporal está teniendo especial afectación en las playas del litoral. En especial en Gavà y El Prat, donde ha habido una pérdida "muy importante" de arena, por lo que se hace necesario llevar a cabo aportaciones para contrarrestar los efectos de la borrasca Gloria. Además, el oleaje ha destrozado de manera irreparable mucho mobiliario de las playas, por lo que se tendrá que sustituir.

Las lluvias están afectando a la movilidad comarcal, sobre todo en las calles y carreteras, donde el denso tráfico está haciendo tardar más de la cuenta a los conductores para llegar a sus destinos. A nivel de transporte público, desde Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) han informado que el servicio transcurre con normalidad, mientras que el servicio de Cernaías ha sufrido incidencias en la R1 que va de Molins a Maçanet, con retrasos de hasta media hora. De hecho, y según informa Viu Molins, ayer martes los usuarios de Renfe de Molins tuvieron que esperar horas en el andén sin recibir ninguna información, a causa de la caída de dos árboles en Sant Joan Despí y Sant Feliu.

Durante el temporal se han realizado en la comarca más de 1.500 llamadas al 112 alertando de incidencias como árboles caídos, retirar objetos y mobiliario urbano de la vía pública y asegurar el resto o saneamientos de fachadas y limpieza. Los servicios de emergencia, además, han tenido que atender a una persona en Cornellà, que ha resultado herida de gravedad y trasladada al Hospital de Bellvitge.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com