8 de julio de 2020, 9:04:58
Baix Llobregat


El Parc Agrari reclama un nuevo plan hidráulico tras los daños de la borrasca Gloria

Por Carlos Manzano

La presidenta del Consorci del Parc Agrari pide una reunión a la Generalitat para aplicar medidas y valorar los daños sufridos por la lluvia y el viento en los últimos días.


La borrasca Gloria remite, pero los daños empiezan a contabilizarse. La presidenta del Consorci del Parc Agrari y del Consell Comarcal del Baix Llobregat, Eva Martínez, se ha reunido con diferentes técnicos y concejales de los ayuntamientos de Viladecans, Gavà, Sant Boi y El Prat, este viernes en Can Comas, para valorar las actuaciones que deberán llevarse a cabo en los próximos meses. Martínez ha avanzado que pedirá reuniones a diferentes departamentos de la Generalitat de Catalunya para valorar los daños y comenzar a trabajar en un nuevo plan hidráulico.

“Lo que planteamos es tener una reunión con la consellera d’Agricultura, Teresa Jordà, para valorar los daños, que entonces ya los tendremos cuantificados”, ha asegurado la presidenta del Parc Agrari, recordando que lo importante es saber, a futuro, “cuáles son los recursos que tenemos que mejorar”. La idea es mejorar las infraestructuras existentes en todo el suelo agrícola del Baix Llobregat para evitar inundaciones, cortes eléctricos o anegaciones de campos. Para ello, Martínez ha solicitado dos cosas a la Generalitat: un nuevo plan hidráulico y tener un protocolo en casos de emergencia más fluido.

Viladecans y Gavà, las más afectadas por Gloria

Los daños más destacados de estos días en los que la borrasca Gloria ha pasado por el Baix Llobregat se han sufrido en las zonas costeras del delta. Viladecans y Gavà, según apuntaba Martínez, son los dos municipios con más problemas tras el paso de los fuertes vientos y las intensas lluvias. Más allá de las playas, los efectos en el Parc Agrari de estas dos poblaciones han anegado una gran cantidad de campos. Aunque, tal y como apunta la presidenta del Consorci, los técnicos del Parc Agrari han estado en contacto con los ayuntamientos y agricultores “por tal de poder hacer actuaciones urgentes”. Una de las últimas, llevada a cabo esta madrugada, ha sido la instalación de una bomba en la zona del ‘cargol de la Murtra’, en Viladecans, para achicar agua de los campos.

Sant Joan Despí también ha sufrido destrozos agrícolas. La crecida del río Llobregat ha puesto en alerta a los agricultores y todas las zonas de acceso cercanas. Aunque, por el momento, parece que tan solo se queda en una afectación más, como las otras sufridas en otros lugares del Baix Llobregat. No ha habido que contabilizar grandes pérdidas, aunque el suministro eléctrico, como en Sant Vicenç dels Horts o Esparreguera, ha dejado sin luz a muchos barrios y cooperativas agrícolas de la comarca. Sant Boi ha instalado un generador para que la Cooperativa Agrícola de la ciudad pudiera mantener el alumbrado y, de esta forma, no perdiera parte de su producción.

Adiós al calçot y la alcachofa

El Parc Agrari del Baix Llobregat es el huerto del Área Metropolitana. Así lo ha recordado la presidenta del Consorci del Parc Agrari y del Consell Comarcal del Baix Llobregat, Eva Martínez, antes de dar los datos de los productos más afectados por la borrasca Gloria. La cebolla y la patata han sido arrancadas en muchos casos por el viento, pero sin duda el producto de temporada más perjudicado ha sido el calçot, del que peligra su cosecha para este año. La alcachofa, debido a las fuertes rachas de viento, también es una de las más debilitadas estos días.

Viladecans es el segundo municipio con más extensión de Parc Agrari y el mayor productor de alcachofas, además de uno de los primeros en la siembra del calçot. No es de extrañar que el destrozo de la borrasca en sus campos haya afectado al total de la producción de la denominada “huerta del Área Metropolitana”.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com