3 de junio de 2020, 4:23:33
L’Hospitalet


Expertos cuestionan las razones de "fuerza mayor" con las que GSMA se escudó para cancelar el Mobile

Por Redacción

El Mobile World Congress, que debería haberse inaugurado hoy, se enfrentará a indemnizaciones millonarias de las empresas que no se habían retirado del evento.


El coronavirus sigue causando terror en el centro y sur de Europa, un miedo que se trasladó a las empresas que decidieron no acudir al Mobile World Congress (MWC) de este 2020. Los organizadores, la GSMA, cancelaron el evento que debería haberse inaugurado hoy en la Fira de Gran Via de L’Hospitalet, alegando “fuerza mayor”. Aunque este supuesto no está del todo claro y se prevé un alud de reclamaciones e indemnizaciones millonarias a las compañías que mantuvieron su asistencia al principal congreso de la telefonía móvil del mundo.

La previsión tras la cancelación del MWC 2020 es que las empresas que no se retiraron del evento reclamen indemnizaciones millonarias, tanto por los pagos realizados como por los gastos y costes en los que incurrieron tanto a nivel de montaje de estands, desplazamiento de directivos u organización de equipos. Dentro de las reclamaciones, también cabe la posibilidad que lo hagan por daños morales o lucro cesante. Fernando Sanahuja, abogado de Sanahuja Miranda y especialista en Responsabilidad Civil y Seguros, asegura que “no es fácil establecer una respuesta contundente” a tales demandas de las empresas expositoras porque se han de tener en cuenta “las diferentes pólizas de las empresas y la de los organizadores”.

Sanahuja explica que han de tenerse en cuenta las cláusulas de los contratos firmados por la GSMA con las empresas. No obstante, la alegación por “causa de fuerza mayor” de los organizadores del Mobile World Congress, en la que reiteraron su tristeza por la cancelación del evento a causa del coronavirus, es una de las variables más complejas a las que se enfrentan los expositores ante la GSMA. El artículo 1105 del Código Civil reza: “Nadie responderá de aquellos sucesos que no se hayan podido prever o que previstos fueran inevitables”. Según el especialista en Responsabilidad Civil y Seguros, en este punto es donde viene “la discusión jurídica” por el hecho que “la existencia del coronavirus, para cualquier persona, no tenía relevancia hasta hace apenas unos pocos días o semanas”.

¿Cancelación por “fuerza mayor”?

John Hoffmann, CEO de GSMA, anunció el pasado el pasado 12 de febrero la cancelación del MWC 2020. Este evento, que debería haberse celebrado del 24 al 27 de febrero, fue anulado por “causas de fuerza mayor”, a raíz de la cancelación de las empresas por el miedo al coronavirus y las medidas de seguridad impuestas en la Fira de Barcelona. Sanahuja recuerdad que hay cuatro hechos que hacen dudar de esta invocación a la “fuerza mayor” que hacía “imposible” la celebración del Mobile.

La OMS y su representante europea estuvieron explicando los días previos a la cancelación que España no tenía ningún caso de coronavirus ni riesgo de esta enfermedad. El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, aseguró que no había riesgo y que, en todo caso, estaban preparados para lo que pudiera pasar. La Conselleria de Salut de la Generalitat de Catalunya, Alba Vergés, también llamó a la calma como su homólogo en Madrid. Por último, dentro de los cuatro sucesos previos a la anulación del MWC 2020 que el abogado de Sanahuja recuerda que “la Fira de Barcelona sostenía todos los supuestos en cuanto a seguridad en el recinto como a nivel organizativo”. Por ello, Sanahuja pregunta si realmente “estamos delante de una causa de fuerza mayor o riesgo vital para los participantes”.

“La reclamación de las empresas es evidente”, sostiene el abogado. Las principales empresas que acuden al Mobile World Congress, como Sony, Amazon, Facebook o Ericsson, decidieron a principios de febrero no participar en el congreso de L’Hospitalet. “La decisión de no seguir adelante con el MWC ante la cancelación de las principales compañías es donde se ha de valorar si realmente existe una causa de fuerza mayor para llevar a cabo las reclamaciones”, sentencia el abogado Fernando Sanahuja en su análisis ante las indemnizaciones millonarias o no a las que, probablemente, deba enfrentarse la GSMA.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com