5 de abril de 2020, 3:08:49
El Tema


Visitantes con altura

Por Carlos Manzano

“Para muchas aves el Delta es como una gasolinera”.


El Delta del Llobregat es una de las principales zonas de anidación y paso se aves de Cataluña. Pero la protección de este espacio tiene una peculiaridad extrema: el Aeropuerto de El Prat. A ambos lados de la infraestructura se encuentran los dos grandes espacios del Delta, el Remolar en Viladecans y La Ricarda en El Prat. La ampliación del aeropuerto hizo que muchas de estas zonas decrecieran en extensión y provocó el cierre de muchos campings que había principalmente a los pies de la playa viladecanense, como el Toro Bravo o la Ballena Alegre. Ahora se espera que Aena logre mantener este frágil ecosistema donde conviven aviones y más de 350 especies de aves.

El ornitólogo del Consorcio para la Protección y Gestión de los Espacios Naturales del Delta del Llobregat, Xavier Santaeufemia, explica a esta publicación cómo la pineda litoral del sur del Baix Llobregat es un ámbito prioritario de conservación porque “son muy raros, a nivel de toda Europa, los bosques de pino piñonero sobre dunas”. Esta vegetación que se encuentra por toda la costa de Viladecans y El Prat, además, conlleva una zona rica en orquídeas y es el principal lugar de anidación del chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), recogido en el Libro Rojo de las Aves de SEO/BirdLife como vulnerable. Los pinares están protegidos por Xarxa Natura 2000, aunque los terrenos son propiedad de Aena.

Transbordo: Delta del Llobregat
Los espacios del Delta funcionan como un hotel con estancia completa, parcial con desayuno o por horas. Muchas especies de patos son residentes todo el año, como el ánade real (Anas platyrhyncho); otras, como gran parte de las aves rapaces, solo paran unos días para recuperar fuerzas en su trayecto hacia el centro o norte de Europa, aunque algunas escogen asentarse durante los meses de primavera y verano en el Delta para reproducirse, como la cigüeñuela común (Himantopus himantopus). La mayoría de las especies que se asientan durante febrero y marzo hasta julio o septiembre son limícolas y paseriformes, es decir, pájaros de pequeño tamaño.

“A partir del mes de febrero ya comienzan a pasar por aquí migraciones, los pájaros que han hibernado en el sur de España o norte de África, buscando el centro o norte de Europa”, asegura Santaeufemia, recordando que en estos primeros meses de movimiento de estas aves el Delta suele ser un lugar de paso. “Para muchas aves el Delta es como una gasolinera: descansan, cogen comida y pueden continuar su viaje”, dice el ornitólogo, que señala que hay especies que son residentes, migratorias y de paso, las tres variables al mismo tiempo. Aunque el mejor ejemplo de ave estrictamente de paso por el Remolar o La Ricarda, según explica Santaeufemia, sería el archibebe común (Tringa totanus). En total, en los espacios protegidos del Delta del Llobregat se han llegado a contabilizar un total de 350 especies de aves.

Los halcones del aeropuerto
“El aeropuerto tiene halcones a pie de pista para echar a las aves que quieran pasar, fundamentalmente, entre el Remolar y La Ricarda”, recuerda el ornitólogo del Consorcio del Delta del Llobregat, que argumenta que es un paso natural y que lo que se intenta con los halcones es que la carretera aérea que utilicen sea a través del mar. En El Prat se estima que hay hasta 40 halcones, que hacen volar de uno en uno o de dos en dos. No se puede evitar que en alguna ocasión estos depredadores traídos para espantar a los pájaros de los alrededores se coman algún ejemplar protegido, o que estos mismos halcones sean fagocitados por las turbinas de los aviones que despegan o aterrizan en el Aeropuerto de El Prat.

La Ricarda, último reducto virgen
“La laguna de La Ricarda conserva prácticamente la misma fisonomía y pineda que hace 400 años”, asegura Santaeufemia. Las marismas que se forman en este espacio virgen son las mismas que había siglos atrás. Esto lleva a reflexionar, desde un punto de vista estrictamente medioambiental, que quizá la ampliación propuesta de la tercera pista del aeropuerto, encajonada entre el Remolar y La Ricarda, no debiera llevarse a cabo si no se quiere perjudicar a un ecosistema único que hace siglos que se desarrolla en nuestra comarca.

Nombre: Chorlitejo Patinegro.
Denominación científica: Charadrius alexandrinus.
Temporada: Estival.
Descripción: Miden unos 15-17 cm de largo y 42-45 de envergadura.
Reproducción: Hacen el nido, de abril a agosto, sobre la arena y ponen de dos a tres huevos de color pardo muy claro con manchas negras y grises, más abundantes en el extremo más grueso.
Zonas de anidación en el Delta del Llobregat: Playas de Viladecans y El Prat, este año está por ver su viabilidad por los destrozos provocados por el temporal Gloria en la costa del Baix.
Nombre: Cigüeñuela Común.
Denominación científica: Himantopus himantopus.
Temporada: Estival.
Descripción: Los adultos miden entre 33 y 36 cm de largo. Se caracteriza por sus largas patas de color rosado, y su pico negro, recto, fino y largo.
Reproducción: Cría en pantanos y lagunas pocos profundas, o estanques. El nido es una taza desnuda en la tierra cerca del agua.
Zonas de anidación en el Delta del Llobregat: Principalmente en las lagulas de los espacios del Remolar, en Viladecans, y La Ricarda, en El Prat.
Nombre: Archibebe Común.
Denominación científica: Tringa totanus.
Temporada: Estival.
Descripción: Característico de las costas del Mar Mediterráneo. Mide 28 centímetros de largo, patas largas rojas, cuerpo negro y gris, con el pico rojizo acabado en una punta negra.
Reproducción: Hace en el suelo un nido hueco, sencillo, con forma de cuenco; la puesta es de cuatro huevos.
Zonas de anidación en el Delta del Llobregat: Espacios cercanos al mar donde conviven agua dulce y salada como el Remolar, La Ricarda o Can Camins.
Nombre: Somormujo Lavanco.
Denominación científica: Podiceps cristatus.
Temporada: Estival.
Descripción: Mide entre 46 a 51 centímetros de largo, con una envergadura alar de entre 59 y 73 centímetros y un peso desde 0,9 a 1,5 kilos.
Reproducción: Construyen el nido junto al agua entre la vegetación cercana. Las puestas empiezan en marzo y acaban la primera quincena de septiembre.
Zonas de anidación en el Delta del Llobregat: Espacios junto al agua como el Remolar, La Ricarda o Can Dimoni. Anidación excepcional, poco común.
El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com