12 de julio de 2020, 2:55:19
Sant Boi


Sant Boi lidera las ciudades post pandemia con sus pioneras zonas 20

Por Xavier Adell

Los peatones ganan espacio al vehículo privado en todas las ciudades metropolitanas


La actual pandemia de coronavirus es una de las mayores catástrofes sanitarias, económicas y sociales del último siglo, que ha generado dolor, sufrimiento y muerte. Pero también puede ser el punto de partida hacia una vida mejor, en términos, de sostenibilidad. El distanciamiento social puede ser el catalizador que dé paso a un nuevo modelo de ciudad, más amable y respetuosa con los peatones y con el medio ambiente. Y en ese nuevo horizonte de metrópolis post-covid-19, Sant Boi está tomando la delantera con la implantación de las pioneras zonas 20, que serán un referente metropolitano.

Todas las grandes urbes metropolitanas han implementado estas últimas semanas de desescalada medidas importantes para abrir nuevas áreas de paseo y favorecer la distancia de seguridad entre transeúntes allí donde hasta ahora mandaban los coches: Viladecans ha creado una isla peatonal de 10 hectáreas en el Centre; Cornellà ha ganado 13.100 m2 para peatones y 21 km de carriles para bicicletas; Gavà ha cerrado al tráfico 3 km. de calles estrechas; Sant Joan Despí ha cortado la avenida de Barcelona, la Creu de’n Muntaner o la calle Major. Y esta va a ser la línea a seguir.

Pero Sant Boi ha dado un paso más y, coincidiendo con el fin del confinamiento, ha acelerado un proyecto innovador que ya tenía en el tintero: las zonas 20 (velocidad máxima permitida). Se trata de una evolución de las zonas 10 “que permitirá la coexistencia en la misma calzada de los peatones, las bicicletas y los coches”, explica José Ángel Carcelén teniente de alcalde del área de Ciutat Sostenible i Saludable de Sant Boi, aunque se mantendrán las aceras allí donde existan. La idea es que todas las actuales zonas 30 del municipio se reconviertan en zonas 20.

Compartir con ‘fair play’
Carcelén asegura que reducir la velocidad en el interior de las ciudades apenas perjudica a los conductores en los trayectos cortos porque “solo se tarda unos minutos más, mientras que se gana mucha calidad ambiental y más seguridad viaria”. Carmen Ruiz, jefa del Servei d’Espai Públic i Mobilitat de Sant Boi, añade que en las zonas 20, peatones, ciclistas y chóferes “deberán aprender a compartir el espacio, con fair play”.

El edil de Sant Boi augura que, con las medidas que se están aplicando en todo el espacio público metropolitano a raíz del del covid-19 (y con las que se aplicarán en un futuro), el Baix Llobregat y L’Hospitalet serán “más sostenibles, más saludables y con mejor calidad del aire y mejor calidad ambiental”.

Bicicleta y transporte público
Por eso de sacarse todo el jugo posible a la situación. Solo hace falta esfuerzo inversor Carcelén propone “que se aproveche el potencial de la bicicleta” en los desplazamientos entre ciudades (como entre Cornellà, Viladecans, Sant Boi o Sant Joan Despí, por ejemplo) que se realizan en 20 minutos”. Además, el teniente de alcalde apuesta por un aumento de “la eficacia y la velocidad comercial del transporte público” y el uso de carriles segregados para el bus porque “el miedo al contagio va a provocar un descenso de usuarios y si se dispare de nuevo el uso del coche, sería un retroceso en materia de calidad ambiental”. III

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com