15 de julio de 2020, 3:14:02
Especial


Hace 70 años que SEAT puso a España sobre ruedas y dinamiza la industria de la comarca

Por Joan Carles Valero

Con 15.000 empleados directos y unos 100.000 indirectos, es la primera industria de Cataluña y lidera las exportaciones españolas. Desde que salió el primer 1.400 de la planta de Zona Franca, se han fabricado en el Baix casi 20 millones de vehículos. El comité de empresa espera que el consorcio Volkswagen elija para SEAT un presidente de la talla de Jürgen Stackmann o Luca de Meo.


La Sociedad Española de Automóviles de Turismo (SEAT) se constituyó el 9 de mayo de 1950 mediante un acuerdo entre el Instituto Nacional de Industria (INI) y el fabricante italiano FIAT con el respaldo de siete bancos españoles. En los 70 años transcurridos, la compañía que logró poner sobre ruedas a España y democratizar la movilidad con el mítico 600, ha ejercido de verdadera locomotora de la industrialización de nuestro territorio en un viaje apasionante que ha culminado con un broche de compromiso social, al fabricar gratis más de 600 respiradores para dotar las UCIS de hospitales de toda España.

La historia de SEAT, de alegrías y también de lágrimas, va ineludiblemente ligada a la del Baix Llobregat. En nuestra comarca viven la mayoría de sus 15.000 empleados que integran su plantilla y también la mayor parte de los cien mil trabajadores de la industria auxiliar del automóvil que dependen de este fabricante que ha centralizado en nuestra comarca el diseño, desarrollo, fabricación y comercialización de un total de 75 modelos. Ahora, sus trabajadores ya no dicen que SEAT resulta el acrónimo de “siempre estamos apretando tornillos” y se sienten orgullosos de formar parte de una familia que ha logrado vender casi 20 millones de vehículos en todo el mundo, en lugares tan alejados como Nueva Zelanda, México o la Guayana francesa. Pero su mercado principal es Alemania, donde los jóvenes se vuelven locos por las líneas deportivas y los precios asequibles de sus últimos modelos.

Prestigio en Volkswagen
Un prestigio alcanzado a pulso y que recibió el “premio” del consorcio Volkswagen para que Martorell fabricase modelos de la marca “premium” Audi, en concreto el SUV Q3 y también el A1. Buena parte de esa apuesta por SEAT por parte del primer fabricante mundial de coches hay que agradecerla al discreto y firme apoyo de Francisco Javier García Sanz, el español que más alto ha llegado en una multinacional, ya que llegó a la vicepresidencia mundial del grupo Volkswagen. Tras 17 años en el comité de dirección del gigante de la automoción alemán, García Sanz salió de la compañía hace dos años. Ahí SEAT perdió un importante avalador.

La fuerte personalidad de Luca de Meo, hasta enero presidente de SEAT, logró mantener el decidido apoyo de VW al fabricante español, encargándole, por ejemplo, el desarrollo del primer vehículo eléctrico asequible para todo el consorcio. Pero sin el peso de García Sanz en Wolfsburgo (Alemania), ni la osadía de Luca de Meo, Volkswagen acaba de retirar ese encargo anunciado en 2019 y que iba a implicar a casi 300 ingenieros del Centro Técnico de Martorell que, por primera vez en la historia de SEAT iban a concebir una plataforma para otras marcas del consorcio sobre la base modular MEB de Volkswagen. El objetivo de desarrollar el primer vehículo eléctrico que no supere los 20.000 euros se ha visto, de momento, truncado.

La huella de Luca de Meo
Luca de Meo es sin duda el presidente de SEAT que más huella ha dejado en la compañía. No en vano, ha logrado beneficios durante cuatro años consecutivos, hasta el punto de batir el récord histórico de obtener 346 millones de euros limpios en 2019, un 17,5% más que el anterior ejercicio. De Meo también se ha inventado la marca CUPRA que genera pingües márgenes, y amplió la gama de modelos por arriba, irrumpiendo en el segmento de SUV o todocaminos con el Ateca y su hermano mayor Tarraco. Incluso ha logrado colocar el Arona en el podio de las ventas, pese a ser un SUV de pequeño tamaño. Carsten Isensse, hasta enero vicepresidente financiero, ocupa interinamente la presidencia de SEAT, pero todo el mundo descuenta el nombramiento de otro directivo, porque Isensse se jubila el año que viene.

El presidente del comité de empresa, el ugetista Matias Carnero, espera que el consorcio aclare si sigue confiando en Martorell tras haberse desdicho de la promesa del primer eléctrico barato, y desea que el nombramiento del nuevo presidente de SEAT sea del estilo de Jürgen Stackmann y Luca de Meo, los que más huella han dejado tanto en la plantilla como en el crecimiento de las ventas.

Capacidad de reinvención
La historia de SEAT también es la de su capacidad de reinvención. Es el primer inversor industrial en I+D en España, representa el 1% del PIB nacional y exporta el 80% de los vehículos. Tres años después de fundarse la compañía, en 1953 se abrieron las puertas de la fábrica de la Zona Franca, con una producción diaria de cinco vehículos del modelo 1400. Tras 40 años en los que se fabricaron modelos icónicos en la historia de la marca como el 600 y el 127, la compañía decidió construir una nueva fábrica más grande y moderna. En 1993 trasladó la producción a Martorell. La flamante planta arrancó tras una inversión inicial de 244.500 millones de pesetas (1.470 millones de euros), y se estrenó con el lanzamiento de la segunda generación del Ibiza y del nuevo Córdoba, que se producían a un ritmo de 1.500 unidades diarias.

Un coche cada 3 minutos
En la actualidad, la compañía tiene tres centros de producción: en Zona Franca, El Prat de Llobregat y Martorell, donde fabrica los Ibiza, Arona y León. Además, produce el Ateca en la República Checa, el Tarraco en Alemania, el Alhambra en Portugal y el Mii electric, el primer vehículo 100% eléctrico de SEAT, en Eslovaquia. Hasta el 70 aniversario de la compañía, se han fabricado en total casi 20 millones de vehículos SEAT. Hoy en día, se fabrica el mismo número de coches en tres minutos que antes en todo un día; y, frente a los dos años de espera que en la década de los 50 para recibir un 600, hoy, con el servicio Fast Lane, se puede comprar un coche en 10 minutos con 5 clicks, y recibirlo en menos de 21 días.

En cuanto a su apuesta por la electrificación, SEAT lanzará en 2020 y 2021 nuevos modelos eléctricos e híbridos enchufables, que se sumarán a la versión eléctrica del Mii, ya a la venta: la nueva familia del León, que cuenta con una versión PHEV; el Tarraco PHEV y el recientemente presentado CUPRA Formentor, que dispondrá de una variante híbrida eléctrica enchufable. Por último, el-Born acompañará al Mii electric como el segundo vehículo 100% eléctrico de la compañía.

Además, en este 2020, la compañía inaugurará la nueva CASA SEAT, un espacio situado en la torre Deutsche Bank situada en la esquina del Paseo de Gracia con la Diagonal que nace con la voluntad de rendir tributo a Barcelona. Además de un megastore, el centro será el lugar de encuentro para descubrir la movilidad del futuro y acogerá múltiples actividades para convertirse en un referente de la agenda cultural barcelonesa.

Empresa tecnológica de movilidad
La compañía, además de vender coches, también vende kilómetros y se ha convertido en proveedor de servicios de movilidad que va más allá de la fabricación de vehículos. Ha creado la empresa X MOBA con la que aspira a redefinir la movilidad urbana y así responder a una de las grandes tendencias del futuro: la economía colaborativa, compartida y sostenible. En este sentido, SEAT fue designada en 2019 como centro de competencias de micromovilidad para todo el Grupo Volkswagen, para liderar la estrategia de nuevos productos y servicios de movilidad urbana. Por ello, la firma lanzó SEAT Urban Mobility, una unidad estratégica de negocio en movilidad urbana, y presentó el eScooter Concept, la primera motocicleta de la marca, y el eKickscooter Concept, productos a los que se le suma el patinete eléctrico EXS Kickscooter.

También el año pasado la compañía creó un centro de excelencia en desarrollo de software, denominado SEAT:CODE. El nuevo laboratorio trabaja para impulsar la transformación digital y aumentar la eficiencia mediante la digitalización de procesos. Y también tiene como objetivo reforzar modelos de negocio en torno a los nuevos conceptos de movilidad, conectividad y digitalización del automóvil. Como se aprecia, la septuagenaria compañía tiene una enorme vitalidad.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com