24 de septiembre de 2020, 10:04:57
L’Hospitalet


Los trabajadores de las empresas auxiliares y subcontratadas por Nissan exigen un trato igualitario

Por Xavier Adell

Las diferentes plantillas se manifiestan frente a la planta de la Zona Franca acompañadas por sus familias en contra del cierre y para que sean tenidas en cuenta en las negociaciones


Los trabajadores de la veintena larga de empresas auxiliares, subcontratadas y proveedores de Nissan se han concentrado en la factoría principal de la marca nipona en la Zona Franca para hacerse notar y, sobre todo, para advertir a la sociedad catalana que si finalmente el gigante de la automoción se va de Barcelona, se quedarán sin trabajo 25.000 personas, sin contar a los 3.000 empleados directos de Nissan. La mayoría de estos trabajadores viven en el Baix Llobregat y en L'Hospitalet, por lo que el impacto que ouede suponenr en la economía del territorioes incalculable,.

“El cierre no solo es un problema laboral, es un problema social porque no va a haber trabajo para todos y se nos va a tener que ayudar de alguna manera”, ha explicado Sonia Vázquez, una de las portavoces de la coordinadora que aglutina a los comités de empresa de todos los afectados.

Los centenares de manifestantes, que en muchos casos iban acompañados por sus parejas y por sus hijos, han completado una cadena humana alrededor del perímetro de la factoría y después han cortado pacíficamente el tráfico en la calle 3, uno de los principales accesos al polígono industrial de la Zona Franca desde la Ronda Litoral.

El mismo problema para todos

Los empleados de las empresas auxiliares y subcontratadas por Nissan –muchos de los cuales tienes su puesto de trabajo dentro de la propia planta, y realizan sus tareas codo con codo a los trabajadores directamente contratados por Nissan- han exigido que si se consuma el cierre de la planta se les ofrezcan las mismas condiciones que a la plantilla oficial de la marca en caso de despido. “Todos tenemos el mismo problema. A todos nos han dejado tirados los japoneses”, ha insistido Marta, otra integrante de la coordinadora y trabajadora de la empresa Magna, una de las compañías auxiliares de la firma automovilística.

Los 25.000 afectados indirectos del inminente cierre de las tres plantas de Nissan en Cataluña –Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca) han exigido que se les incluya en las conversaciones con las diferentes administraciones (Gobierno del Estado o Generalitat) en las que participe el comité de empresa de Nissan, “porque también somos Nissan, sin nosotros Nissan no puede fabricar”, ha recordado Vázquez.

Salarios más bajos y menos derechos

Hasta ahora los trabajadores de las empresas auxiliares no han sido tenidos en cuenta en ninguna de las reuniones que los representantes sindicales de la factoría nipona han mantenido con las diferentes autoridades catalanas. “Y, además, los trabajadores de las compañías subcontratadas y auxiliares tenemos salarios más bajos y menos derechos que los trabajadores de Nissan”, ha criticado Marta.

La coordinadora también ha reclamado que parte de las indemnizaciones que la multinacional Nissan liquide con las administraciones por abandonar España repercutan en los trabajadores de las empresas auxiliares y subcontratadas. “Porque a las empresas auxiliares se las penaliza cuando no cumplen. Si cierra Nissan lo lógico es que las empresas que trabajan para ella sean compensadas”, ha defendido Sonia Vázquez.

"Nissan no se cierra"

"Nissan no se cierra", "No nos vamos" han coreado hasta desgañitarse los manifestantes, entre otras consignas. Los concetrados han recibido numerosas muestras de apoyo de los transportistas que han circulado por las proximidades de la planta durante la protesta y que han hecho sonar sus cláxones en solidaridad con todo el colectivo de empleados de Nissan,

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com