6 de julio de 2020, 22:05:42
L’Hospitalet


Los concejales del PSC investigados por malversación en L’Hospitalet defienden su inocencia

Por Xavier Adell

El denunciante y que también es concejal del PSC en la ciudasd, Jaume Graellls, ha renunciado a su puesto en el equipo de gobierno local pero mantiene el acta de concejal a la espera y pide que se depuren responsabilidades


El segundo teniente de alcalde de L'Hospitalet, Cristian Alcázar (PSC), y el también socialista y concejal de Deportes de la ciudad, Cristóbal Plaza,han emitido sendos comunicados idénticos en los que proclaman su “inocencia” de las acusaciones de los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, falsedad documental y blanqueo de capitales utilizando en Consell Esportiu de la localidad. Los dos concejales fueron detenidos la semana pasada por la policía judicial y se encuentran en libertad con cargos a la espera de ser llamados a declarar ante el juez.

El caso está en manos de un juzgado de l’Hospitalet que por el momento mantiene el secreto de sumario. El juez investiga si Plaza, actual presidente del Consell Esportiu, y Álvarez, su antecesor en el cargo y ahora miembro de la comisión directiva, desviaron para fines particulares algunas de las ayudas públicas que gestiona, la entidad y justificaron la operación con documentación falsa. A raíz de las investigaciones también fue arrestado, y después puesto en libertad con cargos, el director de la entidad, Eduard Galí.

Denuncia de un edil socialista

Sorprendentemente, los presuntos hechos delictivos han sido denunciados a la justicia por el también concejal socialista del ayuntamiento de L’Hospitale, teniente de alcalde de Educación, Jaume Graells y compañero en el equipo de gobierno de los arrestados. Tras presentar la denuncia, Graells ha dimitido de sus cargos en el gobierno municipal, pero mantiene su acta de concejal “a la espera de que se aclaren los hechos y se depuren responsabilidades ante las presuntas irregularidades”, ha señalado Graells, que se da la circunstancia de que es la pareja de la secretaria del Consell Esportiu. No obstante, la alcaldesa de la ciudad, Núria Marín (PSC) ha decidido mantener por ahora en el cargo a los dos investigados.

En sus misivas, Cristian Alcázar y Cris Plaza han anunciado que dejan sus cargos como representantes municipales en el Consell Esportiu de L’Hospitalet “para facilitar la investigación” y preparar sus defensas. Por el contrario, ambos se mantienen dentro del equipo de gobierno de Marín y no se plantean dimitir como concejales. Los dos arrestados aseguran que están “colaborando plenamente con la justicia para que se esclarezcan rápidamente los hechos”.

A la espera de juicio

Por su parte la dirección nacional del PSC (en boca de su portavoz en el Parlament de Cataluña, Eva Granados), ha confirmado que no se depuraran posibles responsabilidades hasta que no se celebre un juicio oral, tal y como señala el código ético del partido.

Todo lo que envuelve a los tres concejales socialistas de L’Hospitalet (Alcázar, Plaza y Graells) es bastante turbio. Hay quien ve en la denuncia de Graells una maniobra de guerra sucia para destronar a Cristian Alcázar elegido como primer secretario del PSC en L’Hospitalet hace solo 100 días, imponiéndose a al otro candidato Fran Belver (actual primer teniente de alcalde de L’Hospitalet) quien da la casualidad que es su suegro y con quien parece que no mantiene buena relación.

Guerra sucia o venganza

Según los defensores de esta teoría conspirativa, el escándalo de la denuncia sería una maniobra de Belver para hacerse con la secretaría del partido y apuntar como posible sustituto en un futuro de Núria Marín como alcalde de la ciudad.

Hay otras fuentes que sostienen que Jaume Graells puso la denuncia como venganza personal, porque la alcaldesa Marín se negó a subirle el sueldo a su nueva pareja, que trabaja como secretaria en el Consell Esportiu.

Según esta versión, el denunciante y su pareja sustrajeron un ordenador de la sede del consell para hacerle un vaciado de datos (algo que también es ilegal) y así recabar posibles pruebas que pudieran implicar a Álvarez y Plaza en alguna corruptela o trapicheo. No obstante, el propio Graells ha desmentido los dos rumores y se ha ratificado en que ha actuado movido “por motivos éticos”.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com