24 de octubre de 2020, 19:34:03
L’Hospitalet


Los alcaldes metropolitanos cargan contra “las incongruencias” del confinamiento 'light' de Torra

Por Xavier Adell

El primer edil de Cornellà, Antonio Balmón, lidera las críticas a la “gestión errática” de la Generalitat con los rebrotes del covid-19, mientras los ayuntamientos exigen medidas más concretas y menos incongruentes que las actuales para frenar al coronavirus


Los alcaldes de los municipios del área metropolitana de Barcelona que han sido sometidos por la Generalitat a un confinamiento light (similar a la fase 2 de la desescalada) para atajar los preocupantes brotes de covid-19, que proliferan de forma preocupante por todo el territorio, han dado un golpe y sobre la mesa y han dejado retratado al Govern de Joaquim Torra por su inoperancia y por su pésima gestión de la pandemia de coronavirus desde que recuperó las competencias sanitarias. Según la alcaldesa de Barfcelona, Ada Colau, el propio Torra ha reconocido que algunas medidas tomadas tras los rebrotes de L'Hospitalet "chirrían y hay que cambiarlas".

Los primeros ediles de L’Hospitalet, Cornellà, Sant Boi, Viladecans, El Prat, Esplugues, Sant Joan Despí y Sant Just Desvern -secundados por Colau, y los alcaldes de Montcada i Reixac, Badalona y Sant Adrià de Besos- se han reunido con el President de la Generalitat y le han hecho llegar su malestar y han forzado la puesta en marcha de un Pla Territorial de Protección Civil (Procicat) metropolitano, en el que se van a subsanar “las incongruencias” de la resolución del confinamiento light de Torra ,y que se va a reunir por primera vez este mismo sábado por la tarde.

Las quejas de los alcaldes se han realizado “desde la lealtad institucional y asumiendo que es la Generalitat quien tiene las competencias en materia sanitaria en toda Cataluña”, como ha dejado claro Colau. Pero eso no quita, que la decisión del Govern (tomada este pasado viernes 17 de julio) de cerrar las playas, cines, teatros, equipamientos deportivos y culturales, establecimientos de ocio nocturno y diurno en la primera corona metropolitana como consecuencia de los fuertes rebrotes del virus SARS CoV-2 declarados en los barrios de La Torrassa, Collblanc y La Florida de L’Hospitalet “son de difícil aplicación en la práctica”, como ha señalado la alcaldesa de Barcelona.

Medidas sin coherencia ni claridad

“Si las medidas no son coherentes o no están claras no se nos puede pasar a los ayuntamientos la responsabilidad de aplicarlas”, ha evidenciado Colau. Más contundente aún ha sido el alcalde de Cornellà, Antonio Balmón, quien ha reconocido que tras la reunión con Torra y su equipo los alcaldes han salido “con más dudas que certezas”, lo que no es de extrañar dada “la errática, irresponsable e inoportuna gestión” que el Govern ha hecho de la pandemia.

“En dos horas es difícil arreglar todo lo que se ha hecho mal, hace falta una gestión que genere confianza y que concrete como se aplican las medidas a nivel local”, ha lamentado el alcalde de Cornellà.

La fase 3 duró solo un día

Igual de expeditiva se ha mostrado la alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz., quien ha incidido en que con una gestión errática como la de Torra “en la que la fase 3 solo duró un día, se dan unos mensajes que no se entienden y luego pasan estas cosas”, en alusión a la incongruente respuesta dada desde la Generalitat tras el rebrote del covid-19 de L’Hospitalet. “Los mensajes que deben darse tienen que ser claros, porque estamos en una pandemia”, ha subrayado Díaz.

El enfado de los alcaldes responde a que el gobierno autonómico no ha tenido en cuenta ni a los comerciantes ni a los gestores de equipamientos culturales y deportivos (cines, teatros, parques de atracciones, festivales al aire libre, gimnasios…) a los que se prohíbe abrir con el confinamiento light pese a que cumplen y aplican “protocolos y controles rigurosos y que podrían seguir aplicándolos con total garantía y sin riesgo de que se produzcan contagios”, ha lamentado la alcaldesa de Esplugues.

Cierre ilógico de las playas

Lo mismo ocurre con las playas, de las que se ha ordenado el cierre de roma ilógica sin tener en cuenta que no entrañan ningún peligro para la salud de los bañistas si se guardan las distancias de seguridad. Tampoco se han evaluado las consecuencias que el cierre de una parte de la costa metropolitana puede provocar en los municipios costeros que no están afectados por el confinamiento light, como por ejemplo Gavà y Castelldefels, o en los de las comarcas contiguas como el Maresme o el Garraf.

Colau ha ido más allá y ha reconocido no solo que “no se ha producido ningún rebrote en ningún establecimiento de este tipo”, sino que “el grueso de los contagios se está produciendo en el ámbito familiar, donde la genere se relaja. Por eso hacen falta mensajes claros y que todo el mundo entienda como que no puede haber reuniones de más de 10 personas”, se ha quejado la primera edil barcelonesa.

Más datos y más fiables

Además de para exigir “coherencia” con sus políticas, los alcaldes metropolitanos han aprovechado la reunión con Quim Torra y los consellers Meritxell Budó (Presidència), Alba Vergés (Salut) y Miquel Buch (Interior) para reclamar a la Generalitat “más transparencia y más datos, más fiables, sobre cada uno de los municipios en tiempo real y más dispositivos de seguimiento y rastreo de los casos positivos” para que puedan confinarse a los afectados de forma inmediata y en condiciones óptimas.

Todos los municipios han ofrecido su entera “colaboración” a la causa de la contención de los rebrotes del coronavirus, como ha comentado la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín. “No le estamos diciendo a Torra qué medidas debe toma. solo le pedimos coherencia y que tenga en cuenta a los sectores afectados porque queremos detener esta cadena de contagios”, ha agregado Ada Colau.

Sin trampas al solitario

Como consecuencias de las incertezas, sin ir más lejos en materia de movilidad, una gran cantidad de coches han abandonado entre el viernes y el sábado el área metropolitana pese a que se ha recomendado que no se haga. “Hay que limitar los movimientos, pero no podemos hacernos trampas al solitario”, ha comentado el alcalde de Badalona, Xavier García Albiol.

“Si se pretende que la movilidad se reduzca voluntariamente será difícil en un momento como el mes de julio y eso debe tenerse en cuenta. Además, la competencia para controlar los movimientos de la ciudadanía las tiene el Gobierno”, ha recordado García Albiol.

Coordinación en las playas

El alcalde de Badalona también ha abogado porque “una respuesta coordinada con las playas para que no haya diferencias. O hay una coherencia territorial o la gente se irá de una playa a otra cuando se cierren”. Colau ha apostillado que los municipios deben poder tener el control sobre sus playas “con la máxima coordinación y reduciendo aforos, pero todos a una”.

“A los ayuntamientos se les pide mucho, pero si tenemos que jugar un papel más importante necesitamos más recursos” ha pedido Colau. La alcaldesa ha concluido confirmando que “si no se están pudiendo contener los contagios, es que algo está fallando, algo no se ha hecho bien”. Y ese algo tiene un nombre: Govern de Torra, quien ahora tiene la pelota en su tejado y la ocasión de enmendar los errores en la primera reunión del Procicat metropolitano.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com