14 de agosto de 2020, 22:16:17
Cultura


Carme Polo desvela en su última publicación los secretos de las rosas y los libros de Sant Jordi

Por Redacción

La escritora de Sant Joan Despí es la autora de “Sant Jordi. Libros y rosas’ mano a mano con el fotógrafo Ricard Lobo, y en colaboración con la Diputación de Barcelona


La autora de Sant Joan Despí, Carme Polo, y el fotógrafo Ricard Lobo han puesto la guinda a la celebración veraniega de la Diada de Sant Jordi (aplazada y recortada por las restricciones vinculadas a la pandemia del covid-19) con la presentación en sociedad de su libro conjunto “Sant Jordi. Libros y rosas”, publicado por Viena Ediciones con el apoyo de la Diputación de Barcelona. El libro es un homenaje a la festividad catalana y bucea en los orígenes de la tradición para responder preguntas tan frecuentes como ¿Cuándo empezó esta fiesta? o ¿Por qué la gente compra y regala libros y rosas cada 23 de abril?

La presentación de la obra ha sido telemática –como casi todo debido al coronavirus- y, además de con sus dos autores, ha contado también con la presencia del diputado de Cultura de la Diputación de Barcelona, Joan Carles García Cañizares; del teniente de alcalde de Cultura, Educación, Ciencia y Comunidad del Ayuntamiento de Barcelona, Joan Subirats; del director de Viena Ediciones, Enric Viladot; y de la actriz Carme Sansa.

Durante su intervención Carme Polo ha destacado el rol de Sant Jordi como “la gran fiesta de la rosa y el libro” y ha defendido la candidatura de la diada a convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. Polo subrayó que «la celebración de Sant Jordi cumple con todos los requisitos para hacer de ella Patrimonio Inmaterial puesto que se trata de un acontecimiento social que subraya la pertenencia a un país que estima los libros, donde toda la ciudadanía participa de manera voluntaria (porque es una fiesta de nadie y de todo el mundo), que todos la podemos hacer nuestra. Es una fiesta donde todo el mundo tiene cabida y dónde queda patente que la cultura y los libros nos ayudan a ser más libres”, ha precisado la autora.

Día del Libro Español

Polo ha aprovechado para explicar de forma detalla los entresijos de orígenes de la festividad de Sant Jordi desde sus inicios como Día del Libro Español a petición de la Cámara del Libro de Cataluña (el 7 de octubre de 1926), hasta la actualidad. En 1931 se pidió un cambio de fecha puesto que en octubre con el frío y los libros de texto del curso escolar que acabado de empezar no era una fecha apropiada.

Al final, entre unos y otros resolvieron celebrar el día del libro el 23 de abril, para que coincidiera con el buen tiempo y con la festividad de Sant Jordi, patrón de Catalunya. Además, el 23 de abril se conmemora la muerte y nacimiento de Cervantes y de Shakespeare respectivamente. Además, se tiene conocimiento de que en Barcelona ya funcionaba una feria de venta de rosas desde el medievo.

Por su parte, Ricard Lobo ha recordado que la selección de imágenes del libro pertenece “a las celebraciones de la Diada de los últimos cinco años en diferentes lugares de Cataluña». Lobo ha reconocido que para él ha supuesto «un gran reto interpretar la festividad de Sant Jordi a través de las fotografías».

La lectura ayuda

Garcia Cañizares ha lamentado que en 2020 la crisis sanitaria haya impedido la celebración de la Diada pero ha destacado “en estos momento difíciles la lectura nos ayuda a superarlos, porque la cultura es un bien de primera necesidad». Cañizares ha corroborado el «pleno apoyo de la Diputación de Barcelona a la candidatura de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad» y ha afirmado que la festividad “representa la comunión perfecta del amor y del amor a los libros. Leer nos ayuda a ser más libres, más críticos y mejores personas», ha asegurado.

El libro está disponible a todas las librerías y se ha editado en catalán, castellano e inglés.

El Llobregat.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elllobregat.com