Freno a una crisis de valores