Operación Triunfo ens dóna la raó