www.elllobregat.com
El Baix también manda en béisbol
Ampliar

El Baix también manda en béisbol

miércoles 24 de junio de 2015, 04:00h
Dos equipos de nuestro territorio, el CBS Sant Boi, y el Viladecans juegan en la máxima categoría nacional de béisbol
Si en algo destaca como pocos el Baix Llobregat es en la variedad de deportes que tiene. Como en el resto de Catalunya y España el fútbol es el deporte rey. En este reportaje, pero, no queremos hablar del balompié, sino del béisbol; un deporte cuya afición en el Baix Llobregat es la más importante dentro de Catalunya y ésta, a la vez, lo es a nivel nacional.

El Baix Llobregat es, sin ir más lejos, considerado la cuna del béisbol a nivel estatal. Nacido en el Maresme fue a Barcelona capital y de allí a Viladecans, donde arraigó y se exportó a Gava, Sant Boi, El Prat, Sant Joan Despi, Cornella…
En la actualidad dos equipos sobresalen por encima del resto en la comarca: estos son el Club de Béisbol y Sófbol Sant Boi y el Club Béisbol Viladecans, que son en los que nos centraremos. Ambos compiten en la División de Honor; es decir, en la máxima categoría a nivel estatal.

70 años en el territorio
El béisbol llegó en 1945 a Viladecans de la mano del Sr. Josep Gusi, primer presidente, mientras que hizo lo propio en Sant Boi en 1971.

Del Viladecans cabe destacar que su mejor momento tuvo lugar en las décadas de 1980 y 1990 cuando lo ganaron absolutamente todo año tras año. No obstante, con el cambio de siglo todo cambió. “Hubo equipos que nos tomaron la delantera y, en realidad, en la actualidad el potencial económico que hay en el béisbol de otras ciudades es muy superior al nuestro. Hoy en día, el que tiene dinero para importar venezolanos, cubanos, dominicanos… es el que tiene el equipo más potente”, añade José Julio Cano Ridruejo, presidente del Club de Béisbol Viladecans.

Por su parte, el CBS Sant Boi está teniendo su mejor era con el cambio de siglo. De hecho, según su director técnico, Marc Carrillo, “en estos momentos, es el club más grande, porque tenemos 14 equipos y estamos compitiendo a nivel territorial y nacional y poco a poco promocionando nuestro deporte en las escuelas”.

Finalmente, Marc Carrillo sostiene que, actualmente, “acorde con los resultados, a nivel estatal Catalunya es la comunidad más fuerte. No obstante, no es suficiente aún como para competir a nivel europeo. Poco a poco llegaremos”.

Referentes nacionales...
El béisbol es un deporte cuya afición en el Baix Llobregat es la más importante dentro de Catalunya y ésta, a la vez, lo es a nivel nacional. “El CBS Sant Boi está en un momento de ascenso, progresivo. No es muy fuerte, pero estamos poco a poco creciendo”, apunta Carrillo. “El béisbol en un partido puede tener el mismo número de aficionados que van a un Handbol o un Hockey municipal”, añaden, en este sentido, desde Viladecans. Uno de los grandes peros para seguir este deporte es que los partidos duran 3 horas y a veces pueden hacerse largos.

Por otro lado, pese al buen nivel de la comarca y a que la afición por este deporte va in crescendo, hay que poner especial énfasis en que las ayudas económicas son escasas y, en consecuencia, los problemas, muchos.

...pese a las dificultades
Para empezar, José Julio Cano Ridruejo explica que “el béisbol tiene un hándicap importantísimo que es el terreno de juego. En el nuestro hay 12.000 metros cuadrados (que es como dos campos de fútbol) que es lo que hace falta para jugar a este deporte. Hoy en día, es muy difícil encontrar terrenos de juego. Además, aquí, todo es más caro: el niño necesita mucho más que una simple camiseta”. Por otro lado, añade que al ser un deporte minoritario no cuentan “con el efecto llamada del fútbol”.

Mar Carrillo, por su parte, explica que “las nuevas leyes que salen ahora aún te perjudican más, dificultándote la contratación de monitores”. “Uno de los grandes problemas es la obligatoriedad que tienen todos los clubes de tener a todos los entrenadores en régimen general de la Seguridad Social. Esto significa que a jóvenes que están cobrando 100 euros al mes tenemos que hacerles un contrato y esto nos condiciona muchísimo: de 100 automáticamente pasan a 150. Nosotros vivimos básicamente de subvenciones. No obstante, ésta nos llega por un lado y nos la quitan por el otro”, explica el presidente del Viladecans, por su parte, y avisa que “los que cumplen la ley pierden potencial”.

Marc Carrillo, en la misma línea que José Julio Cano Ridruejo, destaca como uno de los principales problemas “la poca repercusión en medios, lo que no acaba de ayudarnos a darnos a conocer a los padres y a los niños para que poco a poco se vayan llenando los estadios y las escuelas deportivas”.

La cantera, un seguro de futuro
El futuro del béisbol, pese a todo, parece estar asegurado en el Baix. El nivel es bueno y la afición sigue respondiendo, por lo que nada hace prever la desaparición del béisbol. Además, por si esto fuera poco, tal y como apunta José Julio Cano Ridruejo, “tenemos cantera, que esperamos incrementar cuando mejoremos en el tema económico”. “Si nosotros hemos sabido sobrevivir a los años duros de la crisis entiendo que perduraremos”, añade.

La cantera es la clave para un futuro prometedor, lo que invita a pensar que veremos en el Baix -comarca polideportiva por excelencia- un recorrido optimista en este deporte. “Espero que evolucione positivamente. Los clubs están trabajando bastante bien a nivel de promoción escolar y técnica. Lo que nos falta es el apoyo de instituciones, más coordinadores… El nivel es bastante bueno aquí en Catalunya. El problema es que cuando salimos de Catalunya nos encontramos con problemas como que los padres no pueden; antes los clubs se hacían cargo de estas salidas, pero ya no pueden. No todos los equipos que quieren pueden”, explica, por su parte, Marc Carrillo.

“Es un deporte amateur: la gente trabaja para ganarse la vida y luego tiene un ‘hobby’ que es jugar a béisbol. Por ello, una de las grandes dificultades de este deporte es que, a veces, los jugadores no pueden asistir a los entrenamientos/partidos. Se prioriza el ganarse la vida al deporte”, apunta el presidente del Viladecans.

Uno de los principales hándicaps que tienen es que cada fin de semana se juegan dos partidos de tres horas cada uno y han de asistir dos horas antes del encuentro; por tanto, tanto sábado como domingo pierden cinco o seis horas, lo que les impide tener vida privada. El béisbol, por tanto, está muy presente en el Baix Llobregat: a pesar de los escasos recursos económicos y de la poca repercusión en los medios, el nivel es bueno y la afición va in crescendo. Y es que no todo es fútbol en esta vida: deportes como el béisbol aportan algo diferente y, lo más importante, los niños disfrutando jugándolo. III
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Llobregat

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Comunicación Metrobcn, S.L. :: Redacció: Raurich, 62 (08830) Sant Boi de Llobregat
Contacto